SÍGUENOS EN:


LA INTERVENCIÓN DE VERÓNICA: Una evocación a la década de los sesentas



Fotos: Roberto Sosa

Por Roberto Sosa/ Para redimir a sus alumnas de la perversión y la lujuria. Don Tomás ha enamorado, seducido y violado a Katia, Estefanía, Romina y está a punto de hacerlo con la más joven, Sandra. La profesora Verónica tiene un plan para salvar a “Las audaces” de las villanías del otoñal galán. Las jovencitas serán cómplices de la radical determinación que ha tomado su maestra. Se pondrá a prueba el amor que siente Katia por el maduro Tomás.

La autoría y dirección son de Martín Zapata, el dramaturgo es proclive a situar sus historias mirando hacia atrás en el tiempo y trasladarlas al presente desde la ficción teatral. “El convivio con el difunto” o “Camino a Fort Collins”, son prueba de ello. El dormitorio de un orfanatorio es el escenario donde se desarrolla el relato que el autor sitúa en la década de los 60s. Vestuario, peinados y música evocan la época.

Los personajes están bien definidos, su dramaturgia es horizontal y bien estructurada. El manejo de su elenco es propio, aprovecha favorablemente el talento de cada uno de ellos. Sin embargo se va en la ficción, el texto se vuelve predecible y se sale del discurso que establece al inicio. Al incorporar a la heroína- maestra con “Las audaces”, las transforma en redentoras del género femenino.

La intervención de Verónica hace referencia a La Orestíada, obra dramática de la Grecia Antigua escrita por Esquilo. En la tercera parte de esta trilogía, Orestes es llevado a juicio por asesinar a su madre Clitemnestra; después de castigarla por matar a su padre Agamenón, Orestes enloquece y es perseguido por las Erinias, personificaciones femeninas de la venganza. Don Tomás alucina que “Las audaces” son las Erinias y le harán pagar sus transgresiones.

El elenco lo integran: Dalia Balp (Verónica), David Hevia (Don Tomás), Katia Lagunes (Katia), Lara Baillet (Estefanía), Estefanía Ahumada (Romina) y Sandra Campuzano Alvarado (Sandra). Un grupo que adhiere su talento al desarrollo de la obra; cada quien está en su personaje. Destacaría la labor de David Hevia, con su actuación exhibe su experiencia de tantos años sobre las tablas.

La obra nos habla hoy desde la década de los sesentas del abuso sexual en la orfandad. El texto de Zapata nos remite en el tiempo para recorrer siglos hacia atrás, hasta los griegos para hablarle al público del siglo XXI de que aquel que trasgrede, viola y abusa se puede topar con una mujer que se le haga pagar su maldad. El mensaje quizás sea: “cuidado hombres con lo que hacen, porque se les pueden aparecer las Erinias o mejor dicho Las audaces”.

La escenografía e iluminación, Eduardo Mier; diseño sonoro, Joaquín López “Chas”; vestuario, Sophie Massun; coreografías, Dalia Balp.

La intervención de Verónica se presenta en el Teatro El Galeón, para mayor información de la obra, da clic aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: