SÍGUENOS EN:


LA GOTA Y EL MAR: Donde el espectador se abraza a la protagonista



Foto por Roberto Sosa

Por Roberto Sosa/Los desiertos se forman con granitos de arena, los mares con gotas de agua. La inmensidad y la nimiedad se corresponden. Lo micro y lo macro constituyen el universo. Creados con un 70% de agua, el mar ejerce una fuerte atracción en los seres humanos. Marisol se asoma por la ventana, sabe qué ahora su vecino no está, y puede ver las fotos del mar que tiene perfectamente ordenadas.

El reloj integrado de Marisol no se detiene, exacto para despertarla y puntual en el momento para verse a los ojos con la persona que vive del otro lado. Una mañana Marisol dejó de ver al hombre por el balcón, dos días la puerta cerrada. Marcelo y él se conocían, sabe que le gustaba mucho el mar. “El mar es de putos. Tragar agua con orines es de putos, que se te meta un chingo de arena en el culo es de putos, subirse a la banana es de recontraputos…”

Marisol decide ir en su búsqueda, desconoce el por qué y en dónde, la certeza es que a él le gusta el mar. En su interior ella tiene la fuerza que la impulsa; investigar su paradero, es como escudriñar sus adentros, indagar sus límites y sensaciones. El mar es un poderoso imán que la atrae, la travesía es introspectiva…en busca de una utopía.

La autoría de Estefanía Norato, la protagonista es una mujer que le habla al espectador desde la necesidad afectiva; la historia la complementa con cuatro personajes que le dan soporte al principal. En el relato la acompaña otra mujer que refleja su personalidad, es Marisol con otro rostro y otra voz; Estafanía se desdobla en los otros personajes. La dramaturgia está bien construida, impacta en los asistentes.

La dirección de escena es de Ingrid Cebada, con sensibilidad y creatividad aborda el texto para crear un espectáculo sobresaliente; la estética de la obra la construye a partir de la luz y el viento. Un contenedor con agua y arena está entre a dos plataformas, con un ventilador debajo de cada una, impulsa aire que volatiza el vestuario y los pensamientos de la protagonista. Bien logrado.

Las actuaciones son de Estefanía Norato y Abigail Pulido. Su trabajo es equilibrado, bien acabado; se percibe afinidad y empatía. Matizan y visten adecuadamente al personaje, nos muestran su universo emocional. El viaje que realiza la protagonista, las toma de las manos y las transporta hacia el océano en busca de las ilusiones.

En La gota y el mar, el espectador se abraza a la protagonista para viajar juntos; a la distancia el mar aguarda, espera, los atrae y los sumerge en sus aguas, podrían ser aguas transparentes o turbias, según el alma de cada quien.

El equipo creativo: Aurelio Palomino, diseño de escenografía, iluminación y fotografía; Leonor Tellez, vestuario; Tyde Pedroza, composición musical; Silvia Camacho, asesoría de canto; y Mario Mendoza, diseño sonoro. Con La gota y el mar Estefanía Norato ganó el segundo Premio de Dramaturgia Joven Vicente Leñero 2017.

Las funciones son en el Foro A poco no, los martes y miércoles a las 20:30 horas, hasta el 24 de octubre.

Para más información aquí 

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:




Sigue a
Cartelera de Teatro en: