SÍGUENOS EN:


LA BALA: Seres que viven ahogados en su cotidianeidad



Fotos: Víctor Ortiz

Por Roberto Sosa/Cruzó el aire y se impactó en El Gordo, ahora Jonathan lo dejará de obedecer, ya no tendrá que soportarlo. “Un día el rey caerá, solo hay que saber tirarlo…”. Los asaltos en la Micro son todos los días, Valeria y Lauro están aterrados, segundos antes estaban a punto de morir. El tiempo se dilató, se extendió y todo parecía transcurrir más lento. Lauro tenía sometido a Jonathan, pero no le pudo ganar; El Gordo le ordenó a Jonathan que lo matara.

En un día de invierno, 6:45 de la mañana, la bufanda protege del frío; “el primer día del resto de mi vida…”. Laura está cansada de la rutina, lo mismo todos los días. En el Microbús viaja Lauro “soy el escritor que no escribe…”. El Gordo y Jonathan suben a robar, Laura piensa: “otra vez carajo, hasta los asaltos tienen rutina…” El sol de enero se refleja en las pistolas. Lauro se hace el dormido.

La autoría y dirección son de Sergio López Vigueras, texto y puesta en escena son bajo la misma perspectiva, desde el momento que escribe, traza en su mente las escenas; la narrativa palpita como lo hacen sus personajes. No todos los autores dirigen acertadamente sus obras, López Vigueras sí logra un buen resultado. Su texto es poderoso, bien estructurado y con personajes sólidos. La dirección es congruente con su dramaturgia; el ritmo y la pausa están bien manejados.

Con La bala, Sergio López Vigueras ganó el Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2017. La obra es el resultado –boletín de prensa- de una exhaustiva revisión dramatúrgica realizada cada año en el taller de perfeccionamiento de escritura; en esta ocasión los miembros del jurado que acompañaron el proceso fueron: Javier Malpica, Alejandro Román y Bertha Hiriart, que en base a su experiencia y trayectoria, asesoraron al autor.

Las actuaciones son de: Marisol Osegueda (Valeria), Gerardo del Razo (Lauro) e Ismael Sangal (Jonathan). Con destreza y talento construyen a los personajes; matizan. Encarnan seres que viven ahogados en su cotidianeidad. Sus rostros no reflejan la alegría por vivir, muestran el hastió, tal como lo percibimos y vivimos en el día a día. El realismo con el que realizan su trabajo, es preciso.

El diseño de escenografía (Mauricio Asecencio y Sergio López Vigueras) es en dos frentes, al centro del escenario se traza el interior de un Microbús. La delineación con el público frente a frente permite el efecto de un espejo, donde el espectador se ven a si mismo con el otro que tiene enfrente. Con esto la dramaturgia fluye y se desborda desde el centro del escenario. El impacto emocional con los asistentes es total. La iluminación, vestuario y atrezo es de Mauricio Ascencio; diseño sonoro, Yayo Villegas.

La bala es teatro realista oscuro; el Microbús simboliza un micro universo habitado por seres inconformes, que descubren fortalezas a partir de un suceso trágico. La vida para estos personajes –como lo es para millones que residen en esta ciudad- es monótona, sin sentido y sin esperanza. Un mañana de invierno una bala les cambio la vida, y les dio un rumbo inesperado a sus acostumbradas existencias.

Se presenta en el Foro La Gruta hasta el 27 de julio, consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT





Sigue a
Cartelera de Teatro en: