SÍGUENOS EN:


ISLA ELEFANTE: Sobre conquistar nuevos puertos



Por Saúl Campos / Llega un momento en el que los padres desaparecen, los hermanos mayores se van de casa, y los niños deben apurarse a salir antes de que otra cosa suceda y se queden atorados en Isla Elefante, el lugar más boreal de la Antártida y también el más gélido. Este es el viaje de los últimos 5 niños en la isla, acompañados por un ratón aparentemente invisible, que asegura hay más allá de Isla Elefante, un sitio llamado Kokkola, dónde el sol sale cada día y las gaviotas vuelan por los cielos. Quizá ellos puedan crecer del otro lado del mar, en ese lugar. Valdrá la pena intentarlo.

Directo de Veracruz, llega Isla Elefante al Teatro la Capilla. Una obra de Lucila Castillo acerca de los viajes personales hacia nuevos sitios, despegarse del lugar de origen y surcar la adversidad para encontrar tierra fértil para echar raíces.

La visión de dirección de Castillo construye una paradoja escénica inspirada en la estética de Tim Burton y Wes Anderson, bajo un texto que va soltando decisiones importantes sobre una idea de crecer, de madurar, de formarse una idea de la vida. La autora ahonda en cuestiones importantes para públicos jóvenes: identidad de género, tolerancia social… quizás con un ritmo arriesgado, pero que resulta eficiente y convincente.

Quizás lo único que resulta distractor y un poco en discordancia con el resto de la propuesta escénica, es el tono con el que Castillo dirige a su talentoso elenco. Una especie de farsa realista que, aunque en unos personajes funciona completamente, dadas características de sus actores como la corporalidad y voz, en otros simplemente se vuelve innecesario y hasta cierto punto chocante. Lo cual podría llevar la obra a un puerto innecesario.

Para hablar de estos niños perdidos, un cuidado diseño de personajes en vestuario y maquillaje, y un par de remos de madera es todo lo necesario para que la magia suceda. Estamos frente a una propuesta escénica que retoma la simpleza del teatro en forma para arriesgar más por el fondo. El trazo escénico nos lleva por una serie de imágenes tan bien planteadas que cautivan al cien a su audiencia y sin duda la concentran en seguir cada tramo del viaje de los personajes.

Sucede que regularmente, la temática de hacer teatro para niños se vuelve un poco compleja. De hacer mero entretenimiento banal, únicamente concentrado en la forma (nada peyorativo, al contrario, es igualmente necesario que exista), el resultado se vuelve únicamente divertimento cómico. Pero cuando se logra, adentrar en temas de importancia, que incluso trastocan a los adultos, es ahí donde el teatro infantil encuentra una plusvalía auténtica.

Isla Elefante representa una gran oportunidad para acercarse al punto de aprender a soltar, de decidir abandonar nuestro sitio de confort, para exponernos a una realidad distinta. Una lección necesaria para los niños, pero que los adultos bien podríamos aprender.

Para horario y boletos de esta obra haz click aquí.

 

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT









Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: