SÍGUENOS EN:


EL BESO DE LA MUJER ARAÑA: De los encuentros mortales



Foto Cortesía Manojo de Ideas

Por Saúl Campos/ Cuando La Mujer Araña besa, no importa a quien sea, la persona fallece, por ello a Molina le sigue aterrando la simple idea de ese personaje interpretado por su ídolo, Aurora, la gran diva del cine. Los recuerdos de las cintas que Aurora ha protagonizado son los escapes que le permiten a Molina mantener la ilusión de la vida que le espera afuera de la cárcel, aunque ahora que Valentín, un preso político de la revolución, ha llegado a compartir su celda, quizás la imagen de Aurora deje de ser solo un espejismo y pueda ser el puente para dormar una historia más grande, un camino a la libertad quizás a través de la mujer araña.

Por segunda ocasión en nuestro país llega El Beso De La Mujer Araña, musical de Terrence McNally, bajo la guía de los legendarios John Kander y Fred Ebb (Kander & Ebb) basado en la famosa novela de Manuel Puig. Bajo la producción de Juan Torres, esta obra dirigida por Miguel Septién sin duda aparece como una sorpresa musical para la cartelera mexicana.

Hay algo claro en la propuesta de Septién: contar una historia redonda. A través de la mirada del director nos encontramos una historia de amistad, amor y lealtad detrás de las rejas, que sin duda apela al sentimiento desde puntos de quiebre realistas, que se difuminan en medio de la fantasía. La sensación de la cárcel que el director provoca, se vuelve tan fría y cruda que se balancea perfecto cuando los respiros de la añoranza dejan ver una  realidad alterna en los protagonistas, donde Aurora les inspira a un mañana distinto.

En este choque de realidades y fantasía, el texto de McNally sin duda rescata el nacionalismo que tiene la obra original de Puig, sin dejar de lado la importancia de usar el lenguaje teatral, aunque un poco repetitivo en su agenda de temas a tocar en el inicio del primer acto. En manos de Septién, este cuento sobre los anhelos y los ideales se transforma en una experiencia llena de emociones que va in-crescendo, con momentos que atrapan por su plástica y potencia y nos llevan hasta un desenlace por la cima de lo que pudiésemos haber esperado de inicio.

Definitivamente esta labor de dirección denota grandes actuaciones de su elenco. Por parte de Rogelio Suárez, nos encontramos al actor en un nuevo nivel que comienza a moverlo de su zona de confort. No es raro encontrar al actor en el personaje del amigo simpático, o el amigo gay, como paradójicamente sucede en este caso de nuevo, pero es justo la contención y frescura que Septién lo orilla a lograr, la que distingue esta actuación como la mejor de su carrera al momento, dejándonos con ganas de más de ese Rogelio Suárez que se acerca a zonas oscuras, que puede manejar el drama. Sin duda, este actor ya no necesita más comedias y lo deja en claro.

En segundo lugar, Jorge Gallegos, quien independientemente de si es neófito en las tablas del musical o no, entrega una actuación franca para un personaje cuyo amor y fuerza vienen desde un lugar bastante hostil. Si bien su actuación necesita ser más sólida desde la entraña y menos desde la máscara, desde la escena uno, Gallegos termina por comprender su papel y entrega uno de los números que sin duda comenzarán a respetarse en los anales de la historia del teatro musical en México.

Complementando el cuadro, Luis Gatica, Olivia Bucio, Crisanta Gómez, y el ensamble, logran una combinación perfecta, que termina de apoyar el universo que se genera en la ficción. Jugando a través de un interesante discurso realista en el diseño de escenografía, que nos sabe transportar a todos los escapes fantásticos que habrá. Aunque sin duda, un diseño de iluminación más ambicioso y delicado podrá llevar el resultado final a un nuevo nivel.

Pero es la elección de Chantal Andere como protagonista del montaje lo que termina de armar el rompecabezas. Pese a que sus dotes de baile necesitan perfeccionarse al máximo para alcanzar la perfección que su personaje demanda, Andere nos entrega una Aurora que es capaz de interpretar los mejores momentos de cada historia, y a esa Mujer Araña que conoce su misión, el futuro de todos y sin embargo, no puede actuar hasta que sus labios le pidan besar al indicado.

El trabajo de Septién con la actriz para lograr que su personaje se transforme en el entre omnipresente y poderoso es realmente único. Sumado a que Andere se encuentra cantando por fin un papel hecho para su tesitura, lo cual se agradece al escucharle el tema que le da nombre a la obra y que sin duda necesita ser registrado desde ya en una grabación del elenco original.

El Beso De La Mujer Araña es sin duda una obra a seguir, que perfectamente puede satisfacer a su audiencia. No logra un punto de perfección al primer hervor, no. Pero está demasiado cerca y sin duda, lo alcanzará en poco tiempo, tarde o temprano, lo habrán de encontrar, como la araña a sus presas.

Para más información de esta obra aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



2 comentarios sobre “EL BESO DE LA MUJER ARAÑA: De los encuentros mortales

    • Hola, Ivette! Gracias por contactarnos, al ser un boleto con descuento, no contamos con asignación de lugares, esto es directo en taquilla, Saludos.

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT




Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:




Sigue a
Cartelera de Teatro en: