SÍGUENOS EN:


AFONÍA: Un muestrario de posibilidades del silencio



Foto: Cortesía Producción

Por Luis Santillán/Aguacate teatro presenta en el Foro 37, Afonía. El eje de la puesta en escena son 3 historias que, según se lee en el programa de mano, describen el silencio desde la interioridad de sus personajes.

Tal premisa plantea la cuestión central a resolver: ¿cómo escenificar el silencio? En la primera de las historias la propuesta es muy asertiva. Posee una estructura dramática cimentada en la verbalización del subtexto; una dirección escénica que puntualiza tanto los tonos, los ritmos y el uso del espacio, pero que a la vez permite que los estados emotivos fluyan de manera orgánica creando un contrapunto estimulante.

El trabajo de Karina Lechuga destaca, los matices y variaciones emotivas son generadas desde lo pequeño, a un tiempo lento se alimentan con el acontecimiento para alcanzar el estado con el cual el personaje cierra la historia. Es una muy grata manifestación del trabajo actoral de contención y empleo de detonantes. Lo que hace está medido, en proporción a la situación, con repercusión a la información recibida, misma que se convierte en acciones internas del personaje. Emotivamente es el momento mejor logrado y mucho recae en la actriz.

La segunda historia trabaja con el silencio de una manera más literal, el tono es más ligero, la fantasía permite mostrar las posibilidades y eso vincula emotivamente la situación con el espectador. Cuando da la sensación de que empieza a forzarse la dinámica viene el giro que le da un buen cierre.

La tercera historia, la de mayor duración, rompe lo planteado previamente. En lugar de mantener la coherencia y desarrollar el silencio, se va por la vía de los secretos y de lo que se calla.

Sebastián Sánchez Amunátegui es el director de Afonía. Con la tercera historia se puede percibir un trabajo de dirección que trata de mantener a flote un bloque que no cuaja. Sánchez emplea el trazo para construir el ambiente de la fiesta, genera “rompimientos” para que los personajes expongan los secretos, apela a los “apartes” para resaltar los elementos de comedia, conduce a los actores para que sus personajes estén claramente definidos.

La dramaturgia es colectiva, de hecho son muchas manos las que atraviesan el proceso y, pareciera, que es eso lo que frena la propuesta. La tercera historia desencaja con el resto, quizá si fuera independiente, en sí misma una unidad, alcanzaría mejor desarrollo, porque la dramaturgia se podría concentrar en limpiar los “secretos” y las repercusiones tanto de los que se exponen como de aquellos que se callan. El perfil de los personajes del bloque, si bien son genéricos, al fortalecer la estructura lograrían una construcción más sólida.

Afonía apuesta a las motivaciones tanto estéticas como de discurso de Aguacate teatro, el desarrollo del equipo podrá darse a partir de que esta puesta, volverse público cómplice de estos proyectos generados desde los riñones y recursos propios es la forma de enriquecer la cultura teatral de la Ciudad.

Para más información aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.










BANNER4_ALT








Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Cartelera abajo 2

Sigue a
Cartelera de Teatro en: