SÍGUENOS EN:


EL VENTRILOCUO: Un relato oscuro y siniestro



ventrilocuo-3

Fotos: TonycandiL

Por Roberto Sosa/Del latín ventrilocuus, “el que habla con el vientre”. La ventriloquia está orientada al mundo del espectáculo; el arte del ventrílocuo es darle voz al muñeco sin mover o casi no mover los labios, la práctica generalmente se realiza con un diálogo cómico o sarcástico. La personalidad de estos muñecos tiene mucho que ver con la energía de quien lo manipula y podrían ser incluso una extensión emocional del ventrílocuo.

Encerrado en su habitación él tiene en sus manos a Gaby, una muñeca que maniobra y la hace hablar. Gaby le cuenta que en su cumpleaños número quince, su mamá le dio un obsequio, una caja grande que guarda otra más pequeña, que a su vez contiene otra más pequeña y así hasta completar doce cajas, una dentro de otra, en la última caja encontró un hoyo.

Gaby es ahora una joven mujer, está sola en su habitación, con sus pensamientos y sus deseos, mientras se masturba tumbada en el piso, anhela tener como regalo una pluma Parker plaque oro, para escribir: voy a ser escritora. Los toquidos en la puerta la vuelven a la realidad, es su madre, preocupada por saber que hace encerrada en su cuarto, el día que cumple quince años.

El ventrílocuo es ahora el Dr. Limestone, un psicoanalista, Gaby está con él, un “folleto”, la condiciona y sujeta a los deseos del terapeuta: hable Gaby, quítese el abrigo, los zapatos… las bragas. El vestido ya no la cubre, su desnudez está a la vista de todos. Todo lo que escribo se vuelve realidad… En el piso está su ropa y su autoestima. Los toquidos en la puerta se escuchan nuevamente.

Desde su entelequia ella logra escribir La novela más bella del mundo; es la mejor escritora, mejor que Miguel de Cervantes Saavedra, reconocida en todo el mundo. Ahora el Dr. Limestone está en sus manos y ahora él es quien se queda expuesto, desnudo. La lucha es desde lo más oscuro de la mente del ventrílocuo. Su madre toca la puerta, se descubre luchando, intentando someter a Gaby… la muñeca.

De Larry Tremblay, El ventrílocuo es un relato oscuro y siniestro; el protagonista de la historia está emocionalmente inválido; desde su psique teje e imagina sus perversiones y las traslada a una muñeca. Gaby toma forma en la mente del imitador, la hace hablar, la toca, la desnuda y se ve así mismo desde la otra posición, sometido, mostrado. El texto es perturbador. El lenguaje y las escenas son fuertes y escandalizan.

La dirección es de Adrián Vázquez, fiel a su estilo, limpia el escenario, no utiliza escenografía y se apoya sólo en el talento de sus actores. El resultado –mi opinión- es espléndido. Las actuaciones –magníficas- son de Rafael Balderas y Estefanía Ahumada.

La obra se estrenó en Xalapa, Veracruz –origen del elenco y producción- en 2015. Anteriormente tuvo temporada en 2006 en el Teatro Casa de la Paz, ahora la compañía Los Tristes Tigres regresa nuevamente a La Capilla Teatro con este montaje hasta el 16 de diciembre.

Consulta precios y horarios de la obra aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT





Sigue a
Cartelera de Teatro en: