SÍGUENOS EN:


Una comedia que funciona a cabalidad: Nos echamos un strippoker



StrippokerPor Luis Santillán/ Eneas Martínez escribe y dirige Nos echamos un strippoker, una comedia en la que Alex, con ayuda de su amiga Anabel, quiere reactivar su vida sexual, para lograrlo planean una cita a ciegas entre Alex y Juan Pedro, pero una serie de imprevistos provocan que las cosas no vayan por buen camino.

La estructura juega de manera afortunada con los enredos característicos de las comedias de pareja, tiene segmentos donde la performatividad permite que los actores establezcan las líneas de acción de esos bloques, eso beneficia el momento en el que se rompe la cuarta pared. Podría dar la sensación de que la obra termina de manera abrupta e incluso, alguien podría decir, que carece de final, sin embargo, el autor respeta su estructura de tal manera que el final planteado responde a la línea anecdótica central.

En ese sentido es una propuesta interesante de texto dado que va en contra de la resolución satisfactoria. Para no arruinar la experiencia del espectador no es posible desarrollar más la característica de cierre que tiene el texto, basta decir que es una propuesta lúdica, con un buen manejo del ritmo, trabaja con ciertas banalidades y lugares comunes convirtiéndolos en matices que enriquecen las situaciones.

En la función presenciada el reparto estaba integrado por Loida Amorós, Rodrigo Magaña, Eduardo Cortejosa y Eva Moral. Los personajes están construidos a partir de adjetivos centrales, sin embargo, no se limitan por eso, sino usan a favor los rasgos simplificados de la comedia para construir lazos empáticos con el espectador. El director, junto con sus actores, cuida que los personajes no naufraguen en las formas de la comedia ramplona, logran dar matices que remiten a ciertos sitcom. El trabajo en la escena motiva una respuesta satisfactoria del público, misma que se incrementa conforme las situaciones se desarrollan.

La parte débil de la propuesta está en la carencia de un ojo de productor, de alguien que cuide el diseño de producción. La primera impresión al ver el espacio con la escenografía y utilería provoca ciertas dudas sobre la calidad de los que se presenciará, dudas que van desapareciendo conforme los actores ejecutan su trabajo. El nivel actoral es bueno, la propuesta de dirección también, el texto tiene grandes aciertos, sin embargo el diseño de producción ensombrece, sobre todo en proporción del precio del boleto.

Nos echamos un strippoker es una comedia que funciona a cabalidad, puede ser una buena opción para disfrutar de un teatro cuya única pretensión es provocar un buen momento al espectador; la suma de situaciones y el trabajo de los actores permite que el público salga satisfecho.

Consulta precios y horarios de la obra aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








-->

Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT







Sigue a
Cartelera de Teatro en: