SÍGUENOS EN:


¿QUÉ CON QUIQUE QUINTO?: Navegando hacia el delirio



Quique quintoPor Enrique Saavedra/ En lugar de ocurrir en la “O de madera” –el escenario circular del teatro El Globo en Inglaterra– que se anuncia en el prólogo de la obra, este Enrique V sucede en una tina de baño que a su vez se convierte en el Nautilius Cabaret, el barco que tripulan el Capitán Zote y el Capitán Foca y el cual encalla en los foros dispuestos a ver y escuchar una historia clásica del teatro universal, aunque esté un poquito alterada por Foca. Es así como el hijo de Enrique IV se convierte en un monarca de 8 años que gobierna, desde la depresión y la tristeza, el Reino de los Infantes.

Realizada por las compañías Efe Tres –especializada en rejuvenecer obras clásicas– y Cabaret Misterio –dedicada al cabaret para niños y jóvenes–, este montaje parafrasea la tragedia histórica de William Shakespeare y la pone al alcance de todos: las épicas batallas de Enrique V por conquistar Francia se transforman en la delirante travesía de Quique V para derrocar al Reino de la Censura. Junto a Quique, un sinfín de personajes aliados y enemigos aparecen en escena para completar una historia que invita a los niños –y también a los adultos– espectadores a asumir y enfrentar sus decisiones.

La diversión está garantizada: Andrés Carreño, experimentado creador de cabaret, recurre a elementos mínimos que nos transportan al teatro itinerante, ese que va de poblado en poblado, de colonia en colonia, lanzando textos y palabras que caen como flechas en los problemas más actuales de quienes miran, escuchan y, al reconocerse, estallan en carcajadas que castigan los abusos y malos usos del poder. Aquí, aunque estemos dentro de un teatro oficial, se logra lo mismo: la dictadura de la censura –y la autocensura– se combate a punta de chistes gozosos y risas desternilladas.

Para dar vida a los bebés, muñecas, cuervos, reyes, reinas y princesas que habitan la historia, bastan dos actores que hacen y deshacen por partida doble: Fernando Villa y Monserrat Peralta. Ambos traban una exquisita mancuerna que enriquece la propuesta gracias a su humor generoso, a su perfecto timing para la comedia y a su asombrosa capacidad de transformación de un personaje a otro. Además, cantan y bailan las deliciosas canciones compuestas por Claudia Arellano. La escenografía, vestuario e iluminación de Mauricio Ascencio son el complemento exacto para este derroche de imaginación y delirio.

A este espectáculo, que busca la interacción directa y eficaz con el público más difícil, solamente le hace falta estar en un cabaret, espacio para el cual fue concebida. Sin embargo, es de celebrarse que los recintos oficiales –como lo es el Teatro Orientación en el que se presenta en su primera temporada– sigan albergando propuestas de ese género siempre presente, pero cada vez más imprescindible, que es el cabaret, del que ni Shakespeare ni el rey Enrique V se salvan.

Consulta precios y horarios de la obra aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.










BANNER4_ALT



Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ


Sigue a
Cartelera de Teatro en: