SÍGUENOS EN:


Proyecto Escocia: las posibilidades a partir de los recuerdos



Proyecto Escocia 2Por Roberto Sosa/ Es un plan, un propósito que se presenta con la visión de dos creadores, en dos escenarios distintos, con un argumento y un solo elenco, es decir, dos actores, dos directores, dos espacios y un solo texto. De Gibrán Portela, Proyecto Escocia se exhibe con las actuaciones de Sonia Franco y Pablo Marín, bajo la dirección de Ginés Cruz y Silvia Ortega Vettoretti.

En un espacio que desfragmenta el tiempo, dos seres se encuentran en el sucio baño de un hotel en una carretera, en medio de la nada. Un espejo es la cuarta pared; ella no se reconoce, ha perdido la memoria, su apariencia es la de una mujer que fue agredida, violentada. Él la observa desde un cubículo. De este encuentro se desprende la imaginación de los personajes; ambos crean e intuyen posibilidades a partir de sus propios recuerdos.

Frente a su imagen, se dice: “¡Concéntrate carajo…!! Cómo mierda llegué aquí, no recuerdo si estaba desnuda, los detalles salen sobrando…”. A él, su memoria lo regresa a su infancia: “La veía como pendejo…la maestra Rosalba, mi primer amor”. En el escenario el espacio y el tiempo dejan de existir para permitir el acercamiento; los protagonistas se ven, se tocan… se sienten. En sus mentes converge un pensamiento: violencia y sangre. La utopía y la realidad se abrazan a los personajes sin importar el tiempo y el espacio.

El Proyecto Escocia se presentó en 2015 en Casa Actum y Foro Shakespeare. En Casa Actum vi la versión que dirige Ginés Cruz, ahora vi en el Shakespeare la interpretación que hace Silvia Ortega Vettoretti al texto de Gibrán Portela. Son diametralmente distintas, Ginés propone un discurso que se recarga en el trabajo físico de los actores, en la iluminación y la música, es más orgánica; un performance en donde el texto es ambiguo.

Lo que realiza Ortega Vettoretti es –mi opinión- más teatral, se apoya más en el trabajo actoral, su propuesta es más con las convenciones del teatro; aquí la dramaturgia es horizontal. En esta versión el texto no se confunde, no se pierde entre música, iluminación y trabajo físico de los intérpretes. Si me preguntan, yo me quedó con la versión de Silvia, habrá quienes les gusté más el trabajo de Ginés… muy válido.

En el espejo se reflejan los dos personajes, la imagen es en el mismo espacio, pero con otra vestimenta; cambia el vestuario y el reflejo se invierte. Esto es el Proyecto Escocia, la cuarta pared es un espejo que refleja imágenes en otra realidad. En el teatro la imaginación se desborda para atrapara al espectador, y esto se logra con la visión de dos buenos directores de escena.

Las actuaciones –creo- son mejor en la versión que dirige Silvia. En la otra no veo a Sonia Franco como performer, ella lo hace mejor –mi perspectiva- interpretando textos dramáticos, en donde se puede mostrar como la gran actriz que es. A Pablo Marín lo veo bien, explayado en las dos versiones.

Pato Lobo Teatro y Los Bocanegra presentan la obra los lunes (Silvia Ortega Vettoretti) y martes (Ginés Cruz) en el Foro Shakespeare, en el Espacio Urgente 1 y 2 respectivamente, hasta el 12 de abril.

Consulta precios y horarios de la obra aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT





Sigue a
Cartelera de Teatro en: