SÍGUENOS EN:


POSEÍDOS: Un acercamiento al terror escénico



Poseidos 3Por Luis Santillán/ Luis Terán está a cargo de la adaptación de la novela Otra vuelta de tuerca de Henry James, el resultado es el texto que da pie a la puesta en escena Poseídos, una historia de fantasmas. Es un texto en servicio de la escena, salvo pequeños bloques, logra trasladar los elementos del texto original para poder tener una obra de teatro.

La dirección es de Marta Luna, el diseño escénico de Mónica Kubli y el de vestuario de Cristina Sauza; surgen muchas preguntas sobre cómo habrá sido la colaboración entre ellas. El trazo de Luna juega hábilmente con los desplazamientos, hay atención en el uso del espacio en tanto la relación con los personajes, aprovecha la estructura de El Círculo teatral para desarrollar la obra.

Aparentemente es contradictorio plantear que la dirección saca provecho del espacio real, pero no logra integrar el ficcional. Lo literal del espacio (los muebles, la tina, etc.) ahoga la convención, el peso de los elementos que aportó Kubli anula los espacios del exterior.

Sería sumamente interesante saber cómo se dio la colaboración entre la directora y la escenógrafa, porque mientras la dirección va encaminada a estimular la mente del espectador y lograr el objetivo de la obra, la escenografía construye un set que es un freno para el objetivo de la obra.

El dispositivo escénico pone a competir lo concreto y tangible de los elementos escenográficos con el tono del trabajo actoral y la evocación que el texto pide. Por la calidad del trazo, el uso del espacio (mas no de la escenografía) se puede apostar que la puesta en escena tendría un enorme crecimiento si el dispositivo escénico lograra ser orgánico con la propuesta de dirección.

Algo parecido ocurre con la colaboración con Sauza. Un personaje “fantasmagórico” tiene la misma paleta de color que el personaje central, más no hay relación, puente, referencia, o lazo alguno para que sea un código, la diseñadora podría argumentan que ambas mujeres son institutrices y por eso comparten la paleta de color, ese argumento pondría en relieve que la lectura del texto es superficial. El personaje “fantasmagórico” femenino viste con telas transparentes, se puede ver la casi total desnudez de la actriz, pero lo que sobresale y rompe la lectura es el calzón color carne, ¿por qué un fantasma sensual trae un calzón? ¿por pudor? ¿por qué entonces sale desnuda del torso? Este es la síntesis de lo arbitrario que parecen las decisiones del diseño de vestuario.

Con quien la directora logró una buena mancuerna es con Alejandro Castaños, quien está a cargo de la música y crea todo un soundtrack que cumple con la línea de dirección. Logra tener atmósferas acordes al relato y es un elemento que se relaciona de manera cabal con el desarrollo del drama.

Poseídos, una historia de fantasmas es una puesta en escena que trabaja con las herramientas convencionales del género de terror, la presencia de los niños y el trabajo de Alejandro Castaños estimulan la línea de la obra.

A pesar de lo extraño de la colaboración de los creativos, la propuesta de dirección y el trabajo actoral permiten que, para aquellos que buscan acercarse a manifestaciones de este género, esta obra sea una opción.

Consulta precios y horarios de la obra aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT









Sigue a
Cartelera de Teatro en: