SÍGUENOS EN:


DO NOT DISTURB: Un ejemplo de apropiación de los mitos clásicos



dnd-33

Fotos: Brenda Jaureguí y Paulo García

Por Luis Santillán/ Tanto el mito de Medea como el de Antígona alimentan las líneas argumentales de Do Not Disturb, proyecto encabezado por Jessica Sandoval. La propuesta escénica plantea dos líneas que comparten un principio y, en el punto final, se amalgaman en un espacio.

El espectador es guiado por los personajes centrales y propicia una obra de recorrido, lo interesante es que el viaje que emprende el espectador no es sólo en las instalaciones de Un Teatro, sino en los estados emotivos de quienes viven la anécdota.

El proyecto tiene un equipo creativo para construir ambas líneas, pero cada una de ellas tiene un elenco propio. La de Medea está conformado por Patricia Marín Escutia, Marco Aurelio Nava Esquivel y Raúl Mendoza; la de Antígona por Gabriela Guerra Woo, Dilery Sánchez y Bernardo Benítez. En la función presenciada la línea argumental que se siguió es la de Antígona.

El primer espacio permite que los actores (todos), en una especie de prólogo, interactúen con el público para compartir los antecedentes necesarios del relato, desde ese momento se establece la textura de la puesta en escena; se crea la atmósfera de cabaret en la que se presentarán Medea y Antígona; a partir de ahí los espectadores deciden que recorrido emprender.

Jessica Sandoval crea coreografías en las que Gabriela Guerra Woo expone los estados emotivos de Antígona, el cuerpo se eleva a la condición de lenguaje donde es claro y contundente aquello que hay en la mente del personaje, hay una apropiación del relato de manera absoluta, ante las versiones posibles, Sandoval y Guerra crean una cuya virtud está en lo irrepetible. Hay un “dueto” con Dilery Sánchez en el que la discusión de las hermanas se da por medio de la confrontación del movimiento. Bernardo Benítez creo un Creón sobrio, armoniza con la propuesta a partir de que el trabajo corporal que tiene contrasta con el de ellas. La transformación del espacio es impecable, Mauricio Ascencio, en la dirección de arte, crea espacios que al ser accionados por Gabriela Guerra permiten que el espectador tenga una experiencia sensorial sui géneris.

La dirección la hacen en conjunto Jessica Sandoval y Sebastián Sánchez Amunátegui, equilibran su elenco, manejan muy bien las variaciones rítmicas, explotan los espacios a partir de los personajes y eso potencia el relato. La mancuerna entre ellos es interesante. La parte más débil, aquella que carcome de manera lamentable el trabajo de Guerra, es la adaptación del texto.

Do Not Disturb es una propuesta que ofrece mucho, tiene una producción de calidad, un equipo creativo que entendió –salvo la dramaturgia- lo que Sandoval busca y lo eleva, un elenco que se involucra y ofrece un trabajo memorable, un equipo técnico que se fusiona con el espacio para que lo imprevisible sea un detalle a favor.

Este proyecto es de aquellos que deben experimentarse con la garantía de que se disfrutará; el trabajo alcanza el grado de ser un excelente ejemplo de apropiación de los mitos clásicos.

Consulta precios y horarios de la obra aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Un comentario sobre “DO NOT DISTURB: Un ejemplo de apropiación de los mitos clásicos

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT









Sigue a
Cartelera de Teatro en: