SÍGUENOS EN:


¿Qué es el honor?… Enrique IV, primera parte



falstaffRESEÑAPor Gina Fierro/ Una obra garantizada, escrita por el dramaturgo más importante de la lengua inglesa, conocido por todos y leído por otros, el gran William Shakespeare. Es cierto que no basta con la indiscutible calidad del texto, hay que sumarle a eso una buena adaptación, y a esto, una excelente actuación, a manos de la Compañía Nacional de Teatro, Enrique IVprimera parte está de regreso. Un remontaje dirigido originalmente por Hugo Arrevillaga, que en esta vuelta a escena se encuentra bajo la dirección de Octavio Michel y que ahora se presenta dentro de un teatro, cuando originalmente el montaje estaba adaptado para escenarios a cielo abierto.

La última vez que el público pudo disfrutar de esta puesta en escena fue en “La Corrala del mitote” en el 2012. Un escenario montado sobre la plancha del Zócalo, con una estructura metálica en forma circular con capacidad para 423 personas con casi 180 grados de visión que generaba una rica experiencia para los asistentes. En esta ocasión el remontaje propone llevar la adaptación dentro de un teatro en donde los actores todavía  interactúan con el público.

La experiencia para el espectador dentro del Teatro de las Artes cambia, pero sigue siendo igual de placentera que en “La Corrola del mitote” hace tres años. Durante la función el público llega a involucrarse con los personajes, incluso en los textos que componen los diálogos de los personajes, de pronto la audiencia será parte de la ciudad, de los amigos, de los observadores de la Inglaterra medieval. La historia del rey Enrique IV, será la historia de los espectadores, llena de intriga, emoción, suspenso y definitivamente mucho humor. Este último bien atribuido a Falstaff, uno de los grandes personajes cómicos de la obra de Shakespeare, el humor de este gordo personaje es el más negro, el más sincero, el más poético y el más cierto, lo que sumado a la potencia de las interpretaciones del elenco de la CNTeatro, se convierte en un fragmento de la historia inglesa fascinante.

Una historia de poder que habla sobre la guerra civil, el valor del honor y de la vida misma, que se explica de manera puntual a través de sus personajes. El rey Enrique IV, una figura respetable por ser quién es, pero con déficit de honor tras destituir a su antecesor Ricardo II, su primo hermano. Su heredero el príncipe Harry, parece no estar en el camino de la corona, sino en el de las tabernas, el alcohol y las malas compañías, que lo alejan del entorno de los príncipes, los reyes y del interés de ser un buen gobernante.

Ante este escenario, los señores feudales que algún día apoyaron a Enrique IV, serán la causa del inicio de una guerra civil que determinará el devenir de Inglaterra.

“Más que una crónica de los altibajos de la nobleza de Inglaterra medieval, estas historias son materia viva para nuestra reflexión. En ellas los reinos son reinos de un pasado en principio exclusivamente inglés, pero también son reinos de cada día nuestro: metáforas y espejos de hechos y destinos al parecer lejanos, pero a la vez compartidos por múltiples naciones y culturas, hoy mismo sacudidas en sus entramados sociales como en sus conciencias particulares”, Alfredo Michel Modenessi, traductor de la obra.

En sí la obra desarrolla una historia intrigante entre padre e hijo heredero, la tristeza de una nación en guerra, entre luchas de poderes y engaños que se ubican en un ambiente en el que la nobleza y la bajeza se mezclan para dar metáforas de valores, sentido de humanidad y una serie de reflexiones que se proyectan en cada personaje. Para ilustrar estas líneas el monólogo de Falstaff y su afecto por la vida lo demuestran “… ¿qué es el honor?, ¿qué hay en la palabra honor?, ¿quién tiene honor?, ¿el que mataron el miércoles pasado lo siente?, ¿lo oye?, osea que el honor es imperceptible, sobre todo para los muertos…”.

Esta exitosa puesta en escena fue parte del Globe to globe Festival, un proyecto cultural compuesto de diferentes compañías alrededor del mundo para presentar las obras de William Shakespeare durante las Olimpiadas Culturales en Londres, Inglaterra. Asimismo llegó a los escenarios de Macedonia, siendo una de las obras de mayor impacto en el Bitola Shakespeare Festival. Mientras que en la Ciudad de México se presentó en la Plaza Ángel Salas del Centro Cultural del Bosque.

Sin duda Enrique IV, primera parte debe pertenecer al repertorio de una buena lista de obras. Con las actuaciones del elenco estable de la CNTeatro: Misha Arias de la Cantolla, Roberto Soto, Óscar Narváez, Marco Antonio García, Enrique Arreola, Gabriela Núñez, Rodrigo Alonso y David Calderón. En escena los músicos invitados: Paul Conrad, Pablo Ramírez, Edwin Tovar y Ricardo Leal.

Consulta fechas y horarios aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT





Sigue a
Cartelera de Teatro en: