aqui

Por Gina Fierro/ Odiseo Bichir, actor de exitosas puestas en escena como El último preso, La dama de negro y Una noche en la playa, nos habla sobre su experiencia personal como intérprete en el montaje La Gaviota de Antón Chéjov. La adaptación de Diego del Río se estrenará el próximo 11 de diciembre en el Foro principal del Foro Shakespeare.

odiseobichirok“Es un sueño hecho realidad, actuar una obra escrita por un autor como Chéjov siempre es un honor. Afortunadamente en México se produce teatro de altura a nivel mundial, creo que lo más exigente en teatro se hace en nuestro país, en diferentes escenarios y de diferentes autores, lo que se convierte en una oferta muy rica para nosotros los actores”, detalló Bichir en entrevista para Cartelera de Teatro, quien nos platica sobre el proceso de creación y cómo se ha identificado con el personaje de “Sorin” en La Gaviota.

¿Quiénes interpretarán a los personajes de La Gaviota?

lagaviotanotaEl elenco conformado por Blanca Guerra, Odiseo Bichir, Mauricio García Lozano, José Sampedro, Paulette Hernández, Adriana Llabrés, Carlos Valencia, Pablo Bracho y Pilar Flores del Valle será el que dé vida al texto del autor ruso. “Durante los años que llevo en la actuación, me han tocado desafíos de este tipo y estoy muy entusiasmado porque admiro enormemente el trabajo de toda la compañía, el proceso de creación ha sido muy rico. Nuestro propósito es que el público nos disfrute como personajes y como actores, que palpen la entrega total al fenómeno teatral, sin reservas”.

La complejidad de escenificar a Chéjov

chejovok“El reto para este montaje, personalmente es lograr lo que el director está buscando y lo que nos está compartiendo a través de su propia lectura del autor, en general el conocimiento que tiene Diego del Río, el director, de la obra de Chéjov y de La Gaviota”, expresó. La dificultad del montaje, además de tomar como base un texto complejo, está en la propuesta escénica de del Río, ya que ésta no cuenta con elementos de vestuario ni escenografía como tal, “es una puesta en escena en la que no contamos con un diseño de vestuario ni estamos apoyados con utilería, no hay efectos de luz ni sonido, esto implica un gran desgaste en cuanto a la interpretación, hay gran demanda de energía, además de que todos los días se está ensayando a tope. Con este escenario, necesitamos mayor concentración y una energía a toda prueba porque desde que arranca la obra, hasta que termina, todo el tiempo estamos en escena”. La propuesta del director es utilizar los recursos actorales como único elemento escénico, el cual dé la importancia y el peso que el texto original exige.

El personaje de “Sorin”

sodingaviotaSorin. Un hombre con una profesión dentro del servicio burocrático, que no se sintió afortunado con las mujeres porque pensó que siempre lo veían con un aspecto desalineado y que el único hábito que desarrolló fue ir al teatro, ésta, fue su salvación.

Como intérprete del personaje, Odiseo ha encontrado algunas semejanzas con su personalidad e incluso con ciertas formas de pensar de “Sorin”. “En el caso de mi personaje, la barba real que tengo coincide con lo que quiere Diego para interpretar a este hombre, además el personaje se beneficia con mucho de lo que estoy viviendo en estos momentos de mi vida, por una parte mi edad, que aunque “Sorin” tenga 62 años, no está tan lejano a mí en cuanto a la comprensión que tiene. En esencia tenemos esta misma pregunta constante de ¿estoy fallando o estoy siendo útil a los demás?, o a caso, ¿estoy cometiendo el error de servir a mí mismo, siendo egoísta o egocéntrico?, ¿qué estoy haciendo con mi vida? El personaje se queja de que los mejores años ya pasaron y que ahora se tiene que desquitar, aunque la salud ya no le alcance, y tiene que fumar todo lo que pueda fumar y tiene que comer todo lo que quiera comer, aunque ya no sea su tiempo para hacerlo”.

Odiseo y “Sorin”

flyerlagavok“Al igual que Sorin, pienso que todos los días tenemos la oportunidad de disfrutar la vida enormemente, no importa que de pronto ya no esté en tus manos. Me identifico con la profundidad de este hombre y creo que también a mí me da por vigilar mi salud, pero no cedo del todo a las indicaciones de un médico, o sí, hasta dónde. Talvez yo soy hipocondríaco, si me conocen un poco pueden pensar que Odiseo Bichir lo es, soy obediente de mis recetas, pero al mismo tiempo trato de no privarme con lo que como, me doy mis buenos gustos y no me cuido en exceso”.

Para reflexionar y cuestionarnos

La Gaviota nos lleva a cuestionarnos y pensar en “esta necesidad de encontrarte pleno, útil, completo. Pasa la mayoría del tiempo, me ha pasado en diferentes etapas de mi vida, autoflagelarse y exigirte más y esforzarte más, ¿lo estoy haciendo bien?, ¿estoy fallando?, ¿en qué estoy fallando? En nuestros pequeños minutos de soledad nos daremos cuenta de lo que nos hace falta”.

De acuerdo con el actor, Chéjov deja un mensaje claro con su obra, “la llamada de atención del autor es: entiendo que tu pequeña tragedia pueda ser una tragedia de dimensiones colosales, y ahora, ¿qué hacemos con ella?, ¿qué podemos hacer?, todavía estamos vivos”. Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.