SÍGUENOS EN:


Mi querido capitán: un pelotón entre el amor y la delincuencia



mi-querido-capitanPor Óscar Ramírez Maldonado / Cuando un texto de Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio (LEGOM), se encuentra con un director como Sebastián Sánchez Amunátegui, lo que se puede esperar es un rato de diversión garantizada. La dramaturgia de LEGOM, poco complaciente, siempre lindando con lo políticamente incorrecto, encuentra un terreno fértil en la dirección de Sebastián Sánchez, quien se ha destacado por su entendimiento del ritmo en la comedia y una siempre atinada selección de textos.

Mi Querido capitán es un montaje que, originalmente presentado en su primera temporada con 7 actores, ahora en su segunda temporada en el recién inaugurado Foro Emergente de la Teatrería cuenta con un elenco de solo tres actores. Antonio Lojero (el Capitán), Ricardo Rodríguez (soldado Chetos) y Bernardo Benítez (soldado Pachis), con toques marcadamente fársicos, dan vida a tres militares que son parte de un disfuncional pelotón del ejército que se encuentra inmerso en la lucha contra la delincuencia organizada. Ahí, en ese entorno que nos resulta dolorosamente familiar, estos personajes se dan tiempo de filosofar, discutir e incluso disfrutar del amor (en este caso el que viven su Capitán y el soldado raso Pachis entre operativo y operativo).

LEGOM apuesta en sus obras por un humor ácido y retador; su capacidad de observar le permite crear personajes que nos muestran nuestros defectos, debilidades, vicios y, por qué no, también a veces nuestras virtudes. En Mi querido capitán, director e intérpretes dan vida a tres personajes que a pesar de su confusión ética -o por eso mismo- hacen al público reír y divertirse de principio a fin. Personajes que con sus acciones, terribles y condenables, no provocan en el espectador odio sino simpatía.

La interpretación que realiza Rodríguez con su soldado Chetos, es una auténtica joya del repertorio nacional de personajes vividores, aprovechados y, sin embargo, con un encanto irresistible. Con reminiscencias de la tradición del “peladito”, del “vivillo” que siempre encuentra la forma de salirse con la suya, este personaje apela directamente a la empatía con el público. Entre más grande su cinismo, mayor es la respuesta que obtiene del público.

El Capitán y el Pachis, con su historia, van entre el “romance” y sus disertaciones sobre las brutalidades cometidas (en toda la extensión del concepto);“No somos malas personas, somos bien pendejos”, es la conclusión lapidaria de los propios integrantes de este Equipo de Respuesta Rápida Contra el Narcotráfico.

La anécdota del pelotón que poco a poco pierde el control de la situación y nos muestra su degradación moral, pone el dedo en la herida y nos recuerda -inevitablemente- la ineficiente guerra que el Estado ha emprendido y las corporaciones que en ella participan. Una guerra en contra de un enemigo el cual no terminamos de entender dónde se encuentra, y en la que se desdibuja la línea que divide a los malos de los defensores del Estado de derecho.

Esta pequeña producción, llena de talento, no es una reflexión que profundice en el horror y en la situación que vive nuestro país, es más bien un golpe directo, que con su humor mordaz ridiculiza y pone en evidencia lo que sucede. A contracorriente denuncia y se burla, pone en el escenario, de cuerpo completo, el ridículo y el exceso. Desde el microcosmos de este grupo de soldados, esta obra nos muestra una pintura mayor, en la que la violencia, la ineptitud y la corrupción, como parte de la actividad cotidiana, se multiplican de manera exponencial.

Algunos cuantos elementos escenográficos y de utilería, algunas coreografías, apoyadas con la iluminación de Isaías Martínez, son suficiente para que este montaje nos lleve detrás de las líneas de esa “guerra”, en donde la pregunta del soldado Chetos queda en el aire y exige una respuesta: “¿Si nosotros somos los buenos, por qué hacemos tanta chingadera?”.

Para mayor información (elenco, dirección, horarios) de este montaje haz click aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Un comentario sobre “Mi querido capitán: un pelotón entre el amor y la delincuencia

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT



Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ


Sigue a
Cartelera de Teatro en: