aqui

La XXVII edición del Encuentro Nacional Amantes del Teatro cerró ayer sus actividades en el Teatro Julio Jiménez Rueda con el clásico La casa de Bernarda Alba del reconocido autor español Federico García Lorca.

La puesta en escena fue montada por la compañía ABCDidáctico y contó con la dirección de Emilio Urióstegui. La obra de García Lorca representa un universo hermético y represivo con una trama que surge a partir de la necesidad de cambiar ese medio ambiente.

La puesta en escena cuenta la historia de Bernarda Alba, una viuda de rancio abolengo que tras haber enviudado por segunda vez a los 60 años decide pasar ocho años imponiéndose e imponiendo a sus hijas un riguroso luto. La obra retrata esa España profunda de principios del siglo XX, fuertemente conservadora, machista, ultrareligiosa y tradicionalista.

El drama se divide en tres actos y cuenta la vida de Bernarda Alba y sus cinco hijas (Angustias, Magdalena, Amelia, Martirio y Adela) a la llegada de Pepe el Romano un pretendiente de Angustias que se siente atraído por Adela y es amado en secreto por Martirio.

El montaje fue tan exitoso que incluso algunas personas se quedaron afuera del recinto debido a que ya se encontraba a su máxima capacidad.

Por su parte Isabel Quintanar, la directora del evento, lamentó que varias personas se hayan quedado con ganas de ver la obra e hizo votos para que el Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro tenga su edición 28 el próximo año.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.