SÍGUENOS EN:


La Gaviota: Un muestrario de vulnerabilidad humana



IMG_3294Por Gina Fierro/ Un texto de Chéjov se escenifica una vez más en nuestra ciudad: una versión de La Gaviota, en la cual su director, Diego del Río, reúne a un gran elenco con el que logra presentar un montaje fresco y arriesgado. El talento y la experiencia de sus intérpretes dan a cada uno de los personajes el peso que requieren, el dominio de los actores en el escenario es notorio y se percibe que cada uno de los detalles escénicos han sido pensados por su director, quien logra un montaje muy bien cuidado.

El director apuesta, sin dudarlo, por lo actoral en un 100 por ciento, pues en escena sólo hay eso, actores, los elementos escenográficos son escasos, no hay un vestuario diseñado (los actores dan función con la misma ropa que llevan puesta ese día) y el escenario está desnudo. La mayor parte del tiempo el reparto está en escena, su presencia sobre el escenario siempre tiene un propósito.

Es curioso ver cómo la obra no necesita de más recursos para ser atractiva y mantener al espectador atento, sin música que ambiente la obra, el público puede no percatarse de esta ausencia. Esto hace del montaje un trabajo escénico arriesgado, ya que no hay objeto/recurso del que se valgan los intérpretes, más que de su actuación.

El espacio escenográfico permite a los miembros del elenco ser al mismo tiempo espectadores. El escenario se compone de dos espacios, una estructura de color blanco con algunas sillas y un ropero en donde suceden las acciones de la obra; y otro, una fila de asientos en la que el resto el reparto contempla la escena.

El texto de Chéjov plantea la complejidad de personalidades muy distintas y las relaciones que existen entre ellas. Una actriz, un escritor, un médico, una cocinera, dos jóvenes que buscan su futuro en el teatro, un chica sin gozo por la vida, un hombre enfermo y otro que busca impacientemente el amor de una mujer que no tiene ojos para él, son los personajes que en escena mezclan sus historias para dejar ver al espectador que sí existe el amor entre personas de edades opuestas, que algunas veces no se obtiene el amor anhelado, que el ego puede más que la familia, que la apatía y la falta de sueños puede derrumbar a alguien y que no hay por qué mirar de manera distinta a una actriz o a una cocinera.

Kostia (José Sampedro), hijo de Irina (Blanca Guerra), se apasiona por el teatro y por encontrar la verdadera función del arte, sin pretensiones, que pueda proyectar el alma de quien está en escena. Este joven refunfuña sobre el tipo de teatro que hace su madre -una mujer que gusta de la admiración de los demás y que sobresale por su presencia y determinación- y en general de la vida que su madre lleva a lado de un escritor famoso, mismo que pondrá su atención en una joven que sueña con tener un poco de esa fama. Así, mientras Trigorin (Mauricio García Lozano) se inspira en la novia de Kostia, Nina (Paulette Hernández), Masha (Adriana Llabrés) sueña con tener la atención de Kostia; Irina lucha por ser siempre la mejor y retener a Trigorin, entretanto su hermano Sorin (Odiseo Bichir) desquita lo que no hizo en su juventud -aunque esto consuma su salud-. Por otro lado, Polina (Pilar Flores del Valle) parece sentirse sola, el doctor Dorn (Pablo Bracho) ignora sus palabras y Medvedenko (Carlos Valencia) insiste en vivir para ser la sombra de Masha. Al final, Nina (La Gaviota) descubre que lo que anhelaba no es lo que la hace feliz.

Sin estar ubicada en un tiempo o en un lugar específico, La Gaviota expone la fragilidad de un ser humano en sus distintas versiones, nos habla sobre el valor que le damos el arte y la importancia de éste en la vida de los individuos. Este tipo de teatro lo podemos apreciar desde la pureza de su contenido, el espectador puede sentirse muy cerca de lo que se dice y de lo que se hace, sin tener elementos que lo distraigan o que lo alejen de lo que contiene la escena. La experiencia que vive el espectador en esta obra, pocas veces se ve, se disfruta y se aprecia desde su texto, sus actores y su producción. Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT









Sigue a
Cartelera de Teatro en: