SÍGUENOS EN:


El Año de Ricardo, de Angélica Liddell



ano-de-ricardo-intPor Mariana Mijares / En las recientes campañas electorales, se nos recordó que hay varios tipos de políticos; uno de ellos: el político bufón, es el protagonista de El Año de Ricardo, obra de la dramaturga española Angélica Liddell y que, adaptada, dirigida, e iluminada por Alonso Barrera, es traída a un contexto mexicano.

Sobre el escenario, María Aura aparece vestida con traje negro, camisa blanca, moño y calcetines amarillos; zapatos de charol, un pequeño bigote y elegantes rizos. Ricardo se presenta elegante y sonriente, pero también deforme; deformidad que es la razón de muchos de sus complejos y resentimientos, pero también, una analogía de la deformidad psicológica del personaje.

Aura tiene varios trabajos en cine, y aunque generalmente se le recuerda por papeles secundarios en películas como Niñas Mal y Arráncame la Vida, aquí logra adueñarse por completo de un escenario en donde a lo largo de 90 minutos ofrece un monólogo sobre la política; la injusticia, y el poder, una versión actual del Ricardo III que introdujera Shakespeare en 1591.

“No sé como coger en brazos a un niño sin piernas”, le dice Ricardo a Catesby, (Juan Velázquez), su más fiel lacayo, cuando ambos intentan quedar bien en un hospital de enfermos en el que claramente Ricardo busca sólo el calor del reflector, no de las personas.

Y es que en la obra de Liddell, Ricardo es similar al protagonista que trazara Shakespeare: un político corrupto, despiadado y ambicioso, y que desde el inicio lanza una advertencia que probará certera: cómo los tiranos terminan siendo amados.

Apoyada sólo de mínimos elementos escenográficos: alguna silla, una mesa, una cama, un mantel, Aura va contando la travesía de este político que definitivamente no se detendrá ante nadie y ante nada con tal de ascender al poder.

“Si no pueden sentir amor por mí, sentirán miedo”, advierte en algún momento este hombre que se define a sí mismo como ‘el hijo mayor del resentimiento’.

Y es que al observar un desfile en honor a su hermano, el presidente, Ricardo siente envidia, recelo.

“¿De dónde ha sacado la gente tantas flores? Ya no quedarán flores para coronas hacer coronas fúnebres, no quedará madera para hacer tumbas…. Que haya más patriotas que árboles, es una falta de previsión”, considera.

Como ocurriera en la obra original, Ricardo logra quitar a su hermano del camino, y aquí, con una campaña que tiene el slogan: ‘Ricardo, un tío de puta madre’, busca la presidencia.
“Merezco un partido. Me da igual política, yo no sé de ideología. Me es indiferente el partido, yo soy un radical”, explica.

Ricardo se muestra hábil y maquiavélico, sabe que los demócratas soportan mejor a un asesino que a un ladrón y que el mundo no se divide en ideologías, sino en ricos y pobres.

Este demagogo es, además, ‘cercano’ a la crema y nata de los líderes del mundo; por ello, se retrata con el Rey Juan Carlos de España, con Fidel Castro y hasta con el Presidente Enrique Peña Nieto.

“Qué guapo es Peña”, suspira, “Pero no es lo mismo un presidente legítimo que uno ilegítimo…”

“Los mexicanos tienen memoria selectiva… del olvido, de eso tenemos que aprovecharnos”, sentencia.

Pero aunque logra quitar con relativa facilidad a quienes se interponen en su camino, Ricardo tiene un enemigo que no ha logrado vencer y que entorpece su ascenso al poder: él mismo.

“¿Por qué debería importarme la paz cuando mi cuerpo es una batalla?”, se cuestiona en un momento de dolor en medio de su enfermedad.

El Año de Ricardo forma parte del ciclo inspirado en Ricardo III -en el que el Foro Shakespeare es una de las sedes-, y que se complementa en otros tres espacios: Un Teatro, El Círculo Teatral y el Teatro Juan Pablo de Tavira dentro de la Penitenciaría de Santa Martha Acatitla.

En esta ocasión, El Año de Ricardo sólo se presentará en el Foro el resto del mes, pero el mensaje, ese recuento de un ambicioso hombre que busca el poder; ése, me temo, seguirá vigente aún después de que Ricardo diga sus últimas líneas…

Haz click para más datos sobre la obra (elenco, dirección, horarios, etc.).

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT









Sigue a
Cartelera de Teatro en: