Un viaje entre obras, artistas, dramaturgos y fotografías que recorren la evolución del teatro escolar, se fusionan en el libro 70 Años de Teatro Escolar del Instituto Nacional de Bellas Artes, el cual se presentó este 7 de mayo. Y es que, desde 1942, esta manifestación artística y cultural ha transformado la vida de muchos de los niños que han acudido a las funciones.

“El teatro es una de las mejores experiencias humanas, de allí que se haya formalizado una temporada de teatro infantil orientada a inculcar y desarrollar en la conciencia de los niños los valores morales y culturales de nuestro tiempo, aprovechando con ello la maravilla de la imaginación infantil, fomentando en los niños el gusto, la afición y el amor por este arte”, señaló Xóchitl Medina, quien realizó la investigación para la creación de este volumen.

En 1942 Concepción Sada y Clementina Otero presentaron el proyecto para crear el teatro infantil ante la Secretaría de Educación Pública y se materializaron las funciones para los niños.

La primera obra que se presentó en el Palacio de las Bellas Artes fue La Muñeca Pastillita, de Miguel N. Lira, y desde entonces se reconoció al teatro como uno de los medios más eficaces para elevar la conciencia personal de los niños; gracias a que la comunicación con los espectadores es inmediata, resulta una enseñanza directa.

Escenógrafos, coreógrafos, técnicos, funcionarios, asistentes, dramaturgos, artistas… La edición recopila diez mil participantes, más de mil imágenes, testimonios, programas de mano y documentos elaborados por el INBA.

“La mayor parte de mi vida la he dedicado a acercar a niños al teatro, el teatro escolar es un arte de alcances inimaginables que toca la mente, la personalidad, la imaginación de niñas y niños y es nuestra responsabilidad seguir trabajando por eso”, explicó.

De acuerdo con Juan Meliá, coordinador nacional de Teatro del INBA, el esquema de consolidación de compañías y disciplinas se ha desarrollado a un nivel de calidad que lo coloca como uno de los más importantes del mundo actualmente.

A su vez, el proyecto ha dado impulso y apoyo al nacimiento de nuevas producciones. La evolución de los temas, la formación de nuevos públicos, el repertorio del programa se enriquece desde textos clásicos, pero ahora se arriesga cada vez más a tratar asuntos controversiales, lo que permite un mayor acercamiento a los niños y jóvenes, padres y maestros.

El coordinador nacional también indicó que tan sólo en el año pasado se presentaron más de mil 120 funciones a las que asistieron 240 mil estudiantes.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.