SÍGUENOS EN:


Los ingrávidos, voces que resuenan desde el pasado



los-ingravidos-iPor Óscar Ramírez Maldonado / Los ingrávidos es una obra que sorprende por la sonoridad de sus diálogos y los mundos que sobre el escenario se van construyendo. El ritmo preciso, la cadencia, el aplomo y la fluidez de sus intérpretes nos remiten a un verso en el que las palabras no tropiezan con la melancolía, la pérdida y el humor que en él conviven. El movimiento de los elementos sobre el escenario y el trazo escénico son impecables, tienen vocación de música y de danza.

Ver sobre el escenario a Joaquín Cosío / Jorge Zárate (quienes alternan en el personaje), Haydeé Boetto y Cassandra Ciangherotti interpretando esta historia refrescante es una delicia. Una experiencia que difícilmente uno puede perderse sin arrepentirse de ello.

La novelista Valeria Luiselli tomó como pretexto un hábito de Gilberto Owen -integrante del grupo de Los contemporáneos-  para construir una interpretación propia sobre el poeta mexicano en su novela Los ingrávidos (2011), la cual dos años después, bajo la adaptación y la dirección de Fernando Bonilla habría de convertirse en una puesta en escena con el mismo nombre. El escritor sinaloense como parte de su ritual diario se pesaba en una báscula en el metro de Nueva York; la pérdida del volumen y del peso como metáfora de la muerte y la desmaterialización sugirió a la autora la idea inicial del libro: cómo una persona actúa frente al mundo cuando piensa que está desapareciendo.

Bajo esta premisa y la pregunta de “¿cuántas vidas y cuántas muertes son posibles en la existencia de una misma persona?”, Los ingrávidos nos cuenta -a dos voces- la historia de una mujer que nos habla de su pasado como editora en Nueva York y sus esfuerzos por publicar traducciones de la obra de Gilberto Owen; la otra voz es la del propio poeta, que desde el pasado -los años 20 del siglo XX- nos cuenta fragmentos de su vida en los Estados Unidos.

Se trata de un texto que se cierra sobre sí mismo, pero mantiene abiertas las puertas hacia el exterior. Es un espacio abierto a la interpretación, habitado por fantasmas y personajes que se diluyen en las fronteras de la ficción; como un poema de Gilberto Owen se insinúa y se oculta, se reproduce en lecturas sucesivas e interpretaciones. Como en la poesía de Owen, nos encontramos ante un territorio de sueños y fantasmas, de reflejos y espejos vacíos. La obra y la vida del poeta y dramaturgo sinaloense es el punto de partida perfecto para hablar del tránsito perpetuo y de la poesía como bitácora de viaje, e interpretar a partir de su vida la soledad, la ausencia y el cambio constante.

La adaptación de Fernando Bonilla pone frente a nosotros una historia llena de guiños y de nombres que resuenan desde el pasado: Dolores Preciado -tal vez la misma de Pedro Páramo- anunciando un desfile de muertos y fantasmas, Xavier Villaurrutia y José Gorostiza, Federico García Lorca, Ezra Pound, Louis Zukofsky y Roberto Bolaño; ciudades y tiempos distintos, palabras y recuerdos que cuelgan de un árbol muerto como naranjas, como rayos de sol.

Esta historia, que cuenta con un estupendo elenco, va hilando y entremezclando distintos tiempos y lugares. Los personajes se van sucediendo en un desfile fantástico, en el que poco a poco se desdibujan y se deslizan desde una narración anecdótica hacia un espacio de sonoridad poética. La interpretación de las actrices (maravillosas tanto Ciangherotti como Boetto) y del actor (Cosío / Zárate) son precisas e impecables.

Este montaje, apoyado en una escenografía realizada por Elizabeth Álvarez y Cuarto B; por dibujos, proyecciones y vídeo; y un trabajo de iluminación de Alberto Lomnitz que soporta perfectamente las interpretaciones, es una de esas pequeñas joyas que de pronto nos encontramos en los escenarios de esta ciudad y que nos hacen salir del teatro con una sonrisa, con un poco de nostalgia y algo también que se parece a la alegría.

Haciendo click aquí pueden consultar más datos sobre Los ingrávidos (horarios, dirección, boletos, etc.).

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT







Sigue a
Cartelera de Teatro en: