SÍGUENOS EN:


GRITO AL CIELO CON TODO MI CORAZÓN: La capacidad de mirar al cielo



grito-iAlejandro Klerian Ramírez / Esta reseña no estaría del todo completa si omitiera decir que poco antes de llegar al Teatro-Sala Chopin (Alvaro Obregón 302, Colonia Roma) me detuvo una patrulla de tránsito por circular en un carril indebido. Seguramente lo era, no tengo duda de ello, pero el hecho en sí resulta desagradable. También es cierto que no resulta agradable circular por las calles cercanas al teatro y ver que todo el espacio para estacionar está previamente tomado-apartado por “cuida-coches”, quienes nos imponen cuotas y se apoderan de las calles. En fin, que este tipo de prohibiciones, de autoritarismos por así llamarles, no dejan un buen sabor de boca; todo lo contrario.

Sin embargo, lo que sí deja un buen sabor de boca y resulta por demás muy agradable es saber que después de ver una obra de teatro como Grito al cielo con todo mi corazón, siempre tendremos la capacidad de mirar al cielo (difícilmente esto nos será prohibido), buscar detenidamente en él alguna que otra estrella e intentar platicar con ellas. Ellas son buena onda, créanmelo, saben escuchar, siempre tienen tiempo y si tenemos suerte, incluso de vez en vez, bajan y así las vemos cerca, muy cerquita, bien reflejadas en algún que otro lago, estanco o bien, de perdida, en algún charco que se cruza en nuestro camino (aunque nos mojemos).

Además, dicen los que saben, que en las estrellas viven nuestros seres queridos, quienes al final del día, decidieron, por una u otra causa, irse para allá arriba, muy arriba; si bien, siguen con nosotros y, por fortuna, nos alumbran y acompañan día a día.

Una vez hecha esta repasadita al cielo, ahora, ingresamos a la Sala Chopin para ver la obra Grito al cielo con todo mi corazón de Ximena Escalante, dirigida por Lorena Maza y muy bien protagonizada por Daniela Schmidt y Ludwika Paleta, quienes a través de distintos personajes y relaciones nos ejemplifican lo compleja, dicen que es compleja-quién lo sabe, relación mujer-mujer.

Las protagonistas, con el sólo hecho de cambiar zapatos, recurso por demás bastante común en el bendito género femenino, escenifican con humor, sarcasmo, drama, pasión, diversas relaciones humanas como son las de madre-hija, suegra-nuera, amante-esposa, hermana-hermana, madrastra-hijastra, pareja-pareja; relaciones que, al final del día, dejan recuerdos, buenos o malos, pero recuerdos, al fin.

La obra refleja un sentir, más no sólo el de la mujer, sino de todo ser humano; un sentir de sueños, deseos, emoción, pasión, ánimo, gozos y también miedo, por qué no. En Grito al cielo con todo mi corazón vemos reflejado a ese yo, ser humano, quien al caer la noche, se ve a sí mismo y se sabe pequeño, diminuto, enano, máxime al contemplar lo inmenso que es el cielo, el infinito; sin embargo, ese ser humano también se sabe, en lo interior, grande, enorme diría yo, dada su propia esencia, su pasado, su espíritu, su ser divino. Un ser humano que grita, ama, miente, llora; un ser humano que, al caer la noche, imagina, sueña. En fin, el ser humano y punto final.

Pero no el punto final, después de todo, porque al salir del teatro -es noche de verano, noche preciosa, en silencio, es noche de estrellas- camino por la calle de Huichapan, en busca del añorado, rico y siempre querido restaurante La Flor de Lis y, para mi sorpresa, ya no existe. Ah, cómo recuerdo sus platillos y lo bien que me llevaba con uno de sus meseros quien era, desde aquél entonces, mayor de edad. Cierto es que el señor, el mesero, era gruñón y malhumorado, pero me caía muy bien, era mi cuate. Quien sabe, ahora, dónde andará; tal vez, no lo sé, habite, hoy en día, en alguna de esas estrellas que antes hablábamos, quizás. En fin que, en el terreno que antes ocupaba este entrañable restaurante, ahora están desarrollando un inmenso complejo de altas torres residenciales. Sí, ¿ya sabes de cuáles? De esas torres que nunca cesan en su afán de crecer, crecer hacia arriba e intentar así tocar el cielo; pobrecillas, bien saben que nunca lo lograrán.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



3 comentarios sobre “GRITO AL CIELO CON TODO MI CORAZÓN: La capacidad de mirar al cielo

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ


BANNER4_ALT