SÍGUENOS EN:


Bestiario humano, de Diego Álvarez Robledo



bestiario-humano-iPor Luis Santillán / Siempre será grato ser convocado para ver una puesta en escena por la calidad del trabajo actoral, las gratas sensaciones que un actor provoca en trabajos previos es una promesa cuando su nombre aparece en un nuevo proyecto. Bestiario humano reúne a cinco actrices que han llamado la atención por su desempeño, verlas en conjunto es en sí una razón para acudir al foro El Bicho. Y es una promesa que se cumple satisfactoriamente, si bien, por momentos no todas mantienen un equilibrio actoral, en suma, es el soporte de la apuesta de Diego Álvarez Robledo.

Álvarez Robledo escribe y escenifica Bestiario humano, juega a integrar en la escena un dispositivo multimedia que sufre un desgaste sobre la marcha, síntoma del texto mismo. La propuesta podría ser brutal, pero pierde fuerza conforme los minutos pasan. Tres líneas anecdóticas centrales se desarrollan, una de ellas se ramifica en pequeñas historias que se encadenan con la historia de origen, sin embargo, la suma de “maldad humana” debilita la sensación de estar ante los alcances de la bestia. La multimedia ilustra, ubica y termina siendo una reiteración, pasa por momentos acertados, mas tiene aquellos que buscan estremecer cuando la palabra por sí misma podría hacerlo sin el recurso de la imagen. El texto tiene un regodeo con los datos, si bien, el trabajo se presenta como un documental, el manejo de información carece de los recursos de un formato audiovisual, se vuelve tedioso escuchar la devastación.

El dispositivo escénico de Daniel Primo, Diego Álvarez y Miguel Moreno es sucio, impreciso. Uno puede ir viendo la marcha de objetos y sabe que aún no terminará la caída de datos porque varios elementos no se han usado. La forma en que las cosas del universo llegan a escena expone poca creatividad en la construcción del contendor, se ensucia la escena, la acción, cuando los objetos dejan de tener utilidad práctica. Se anuncia mucho el objeto, cuando se usa para construir la imagen ha perdido fuerza y su salida entorpece el ritmo de la escena. La iluminación, a cargo también de los tres, es mucho más propositiva, juega de manera más orgánica con los momentos emotivos y los espacios de acción; logra estimular el devenir de los personajes.

La fuerza de la puesta en escena está en las actrices. Esmirna Barrios, Sofía Sylwin, Rosalba Castellanos, Miriam Romero y Lucía Uribe Bracho se transforman en rinocerontes, en felinos, en primates, en mujeres indignadas por la caza, en una mujer –de un futuro probable- que pretende entender el exterminio. Su voz construye el sonido animal, la melodía de canciones, el aullido de la desesperación, el gruñido de la impotencia. Con un trabajo más cercano a la dinámica de rapsoda van enlazando las historias, van exponiendo la crueldad del hombre; el contraste entre los eventos evocados y la magia con la que son creados hacen posible maravillarse de lo que puede hacer un grupo de actrices.

Bestiario humano pierde contundencia, por el texto, por la multimedia, por el dispositivo escénico, pero el trabajo actoral es la razón por la cual uno no debe perderse esta puesta en escena.

Hacer click aquí para más información sobre el monje (dirección, boletos, horarios, etc.).

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



3 comentarios sobre “Bestiario humano, de Diego Álvarez Robledo

  1. Ha sido una grata experiencia ver esta obra, la excelente actuación y de gran contenido que nos recuerda la transformación del hombre aparentemente dotado de raciocinio, sin embargo somos débiles mentales capaces de terminar con otros seres humanos y nuestro lugar para vivir.

  2. Me parece una crítica vieja y mal escrita. Ni siquiera es una reseña. No me entero de qué se trató la obra al leerla, sólo de la opinión infundada del pésimo crítico que la escribió. Una reseña debería decir de qué se trata una obra, pero en este triste caso, sólo tenemos la mediocre opinión del autor. Critica una dramaturgia de la que no habla más que en un pequeñísimo párrafo. Frases como “la suma de “maldad humana” debilita la sensación de estar ante los alcances de la bestia” me parecen ambiguas en su totalidad. Además creo que hechos como la dirección de actores, que ni siquiera se menciona, merecerían un comentario aparte, al menos un párrafo, por lo compleja y bien lograda que es; pero el crítico decide ni siquiera mencionarlo. En suma, me parece que estas críticas no buscan reseñar la obra, sólo forman parte de un regodeo infantil por parte del crítico. Me parece tristísimo que en una página tan buena como ésta, se escondan críticas destructivas que incitan a no ir al teatro, en vez de reseñas que ilustren realmente el espectáculo en cuestión, sobre todo un espectáculo tan bien logrado como Bestiario Humano.
    Yo he ido a ver la obra 3 veces, en 3 teatros distintos, y puedo decir que ha cambiado muchísimo, ha mejorado cada vez. En cada función, el público sale profundamente conmovido; la última vez, una señora no podía parar de llorar y se quedó una hora a esperar a las actrices, que no conocía, para agradecerles una experiencia que acababa de cambiar su vida. Si yo hubiera hecho caso a esta pésima crítica, nunca hubiera podido ver Bestiario, una de las mejores obras que he visto en México en estos últimos años.

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT





Sigue a
Cartelera de Teatro en: