SÍGUENOS EN:


ZARATUSTRA: La versión hípster del escándalo



Por Luis Santillán/ “Al parecer, el actor Carlos Ancira propuso a Jodorowsky la adaptación de Zaratustra, un musical algo parecido a Oh Calcutta!; este último estrenado en junio de 1969 en Broadway, provocando controversia tanto por el fuerte diálogo como por el desnudo de los actores.”, comenta el dramaturgo Daniel González Dueñas en una entrevista para Proceso. Zaratustra se convirtió en un musical hecho en México donde el escándalo fue la respuesta ante el texto, los desnudos y la composición musical.

Cuarenta años después ese texto vuelve a estar en temporada en la Ciudad de México. La propuesta de Rigo Saráchaga está muy lejos del efecto que provocó la versión que dirigió el propio Jodorowsky en 1970. Saráchaga presenta en el teatro Enrique Lizalde un montaje donde es muy difícil leer cuál es su discurso.

Jesús González, productor de la obra, mencionó en una entrevista para Excelsior: “los desnudos que se hicieron en el ayer fueron integrales, pero hoy los actores proponen desnudar su alma, su corporalidad.” Si bien la sustitución siempre puede ser una opción que revitalice una obra, en este caso solo quedó en un buen deseo. El elenco tiene elementos que no hacen mal su trabajo, sin embargo están los otros donde hay un desequilibrio entre su capacidad en el canto y todo aquello que está en el ámbito de la actuación, eso merma mucho tanto el ritmo como la verosimilitud de los textos (algunos parlamentos suenan sólo como frases motivacionales).

Entre los actores que llaman la atención está Tzaitel Santini, ella es una actriz que se ha desarrollado en un sector de los musicales, su inclusión en este proyecto, de entrada, llama la atención porque no es el perfil donde suele estar, genera cierta expectativa imaginar qué podría lograr en una línea de trabajo donde la parte vocal no es la base de la obra, sin embargo, no hay en la escena algo que la lleve a un territorio de confrontación; ella hace bien su trabajo, cumple cabalmente y queda la sensación de que pudieron ser mejor aprovechadas sus herramientas actorales.

Esta versión de Zaratrustra da la oportunidad de ver a dos actores que hacen un muy buen trabajo: Andrea Durán y Axel Santos. Santos tiene una construcción limpia en los diversos personajes que interpreta, cuida las variaciones rítmicas de cada uno y reacciona acorde a las situaciones de manera orgánica. Andrea Durán trabaja la proyección de energía de manera llamativa, destaca en las partes musicales, equilibra su presencia con el conjunto cuando es parte del colectivo y matiza en los momentos donde tiene un personaje que interactúa con el resto.

Zaratrustra con la escenografía de Fito Cerdán y el trazo de Saráchaga es como una máquina del tiempo que permite ver una teatralidad de los años 70´s, sólo que en una versión muy hípster. También es la oportunidad de ver a dos buenos actores (Durán y Santos) y reflexionar sobre si el paso del tiempo afecta a los textos que algún momento fueron subversivos.

Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT


BANNER4_ALT


Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: