SÍGUENOS EN:


PRIVACIDAD: ¡Aquí estoy! ¡Mírenme!



Por Kerim Martínez/ Cuando asistimos al teatro es usual escuchar el aviso en el que se suplica al público no utilizar sus teléfonos celulares durante la función para no incomodar a los actores. Privacidad de James Graham y Josie Rourke es la primera obra de teatro a nivel comercial que rompe esta norma, se une al enemigo de las artes escénicas para dar forma a un espectáculo interactivo donde la tecnología se funde con el entretenimiento para crear conciencia del incongruente mundo en el que vivimos.

Antes de iniciar la función, una voz en off invita a los espectadores a conectarse a la red PRIVACIDAD para vivir la experiencia juntos en el teatro, en comunidad. Al hacerlo, hemos aceptado una especie de contrato: en las próximas dos horas muchas cosas pueden suceder.

El teatro siempre se ha distinguido por confrontar al espectador con su realidad, grandes autores como Shakespeare o Chéjov lo hicieron, describieron las problemáticas de sus épocas a través de ficciones que trascendieron en el tiempo y que han logrado que en recientes representaciones sigamos conectados con ellos. Ahora, nuevos dramaturgos buscan exponer los temas que aquejan a la sociedad, quizás para tomar cartas en el asunto o por simple moda.

La tecnología ha avanzado con desenfreno en la última década y nos ha llevado a creer que ya todo es posible. En 2013 se presentó en el Teatro del Hotel NH Agonía y éxtasis de Steve Jobs, un monólogo de Mike Daisey dirigido por Claudia Romero e interpretado acertadamente por Alfonso Dosal. En este montaje nos mostraban la otra cara de ser
portador de un iphone. En ocasiones, al terminar la función, se realizaban charlas con el público para saber su sentir sobre el tema expuesto. Cuatro años después aparece, en cartelera Privacidad (adaptada por María René Prudencio), bajo la dirección de Francisco Franco, para mostrarnos que los avances tecnológicos también tienen una doble cara.

El personaje principal es interpretado por Luis Gerardo Méndez y Diego Luna (alternan funciones), un “escritor” que vive una crisis amorosa y otra más con internet. Por una parte disfruta la inmediatez de poder comprar lo que necesita (música, libros, objetos) a través de plataformas web pero a la par no ha encontrado la forma de sentirse cómodo en las distintas redes sociales, quiere pertenecer y necesita encontrar la forma adecuada para hacerlo. De cierta manera (como todos lo hacemos) lanza un grito de auxilio disfrazado de frivolidad: ¡Aquí estoy!, ¡mírenme!

Méndez domina el escenario y actúa con soltura, sobre todo cuando rompe la cuarta pared para interactuar con el público y hacerlo creer que también forma parte de su historia. A pesar de la fama que el actor ha adquirido en los últimos años por su participación en películas y series de televisión, cuenta con una importante carrera en
los escenarios mexicanos, incluido el Teatro de los Insurgentes donde tuvo llenos totales por más de un año en cartelera con El curioso incidente del perro a la media noche, también dirigida por Franco. Otros de sus trabajos fueron: Hoy no me puedo levantar, Una pareja perfecta, Razones para ser bonita, Eurídice, No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, Hotel Good Luck, etc.

Una decena de actores acompañan al protagonista, todos con amplia trayectoria teatral, rostros que hemos visto arriba de los escenarios en la última década. La mayoría encarna varios personajes que surgen de la nada para tratar de explicarle al “escritor” su relación con los medios digitales. Son caracteres simples, en ocasiones
divertidos, pero meramente utilitarios para que el público reciba una enorme cantidad de información de forma lúdica. A pesar de los enormes esfuerzos de estos intérpretes por sobresalir, los espectadores se centran únicamente en Méndez, pareciera que el trabajo de dirección está enfocado en él. El trazo escénico es sencillo
y de vez en cuando se utiliza un largo pasillo que atraviesa la primera sección del público en el teatro. María Penella, Antón Araiza y Amanda Farah destacan como ensamble, se divierten con los distintos personajes que construyen y lo transmiten con honestidad.

La escenografía de Jorge Ballina, la multimedia de Jorge Orozco (Toloache) y el audio de Miguel Ángel Jiménez siempre van a favor de la puesta: un collage de enormes teléfonos inteligentes que funcionan como mesas, puertas o ventanas se vuelven elementos funcionales; las proyecciones son atractivas y van acompañadas por efectos de sonido y música de fondo vertiginosa. El manejo de todos los elementos técnicos es muy preciso, lo que ayuda a que el ritmo de la obra nunca se caiga y se cuente mejor la historia, todo un acierto porque durante la función se investiga al azar a parte del público y sus datos de redes sociales (fotografías, comentarios de muro, etc.) serán
proyectados en el escenario.

Es posible que los llamados millennials queden satisfechos con este espectáculo y la obra pueda funcionar como un imán para que a futuro asistan a más puestas en escena. La gente de otras generaciones, que poco a poco se ha relacionado con las redes sociales, podría sorprenderse al darse cuenta que sin quererlo se ha adentrado
en un mundo del cuál será imposible escapar.

Esta obra se estrenó en Londres (2014) y más tarde en Estados Unidos (2016) donde fue protagonizada por Daniel Radcliffe. Ahora llega a uno de los mejores teatros de la CDMX con los actores más taquilleros (Luna-Méndez) que también coproducen la obra junto con Claudio Carrera, Tina Galindo y OCESA para tratar de cautivar a la audiencia.

Consulta los precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT


BANNER4_ALT


Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: