SÍGUENOS EN:


MÁS DE 45 MIL: La posibilidad de ver ambas caras de un problema social



Por Luis Santillán/ Aldebarán Casasola escribe y dirige Más de 45 mil. El texto tiene una estructura que funciona con dos puntos de vista, tiene escenas en las que emplea herramientas de narración y otras donde el diálogo es la forma de construcción; a partir de dos personajes centrales desarrolla situaciones que exponen el lado de la víctima y victimario. La parte más interesante está en la construcción del universo del victimario, quizá porque en el otro perfil es complicado distanciarse de los relatos ya conocidos. La situación inicial de la línea del victimario es atractiva, los elementos de la historia permiten que haya una transformación del personaje.

La actual temporada es en el Foro Bellescene, por alguna razón, no trabaja la puesta en escena con la escenografía completa, tan sólo deja las estructuras que sirven para la composición en momentos de acción. La propuesta de tener a vista todo el tiempo al grupo actoral no logra construirse como lenguaje y se vuelve un distractor. Casasola explora desde la dirección las posibilidades de su texto, lo curioso es que recurre a la ilustración en momentos donde el relato está centrado en la narración y quizá eso debilita un poco su propuesta, sin embargo tiene un buen manejo del ritmo, construye imágenes interesantes, pero lo que destaca es la forma en que conjuga el trabajo actoral.

Es una obra que va creciendo conforme los minutos pasan, de un inicio incierto actoralmente, tanto Claudia Pineda como Paris Roa logran dimensionar al personaje de forma compleja. Lo que está muy bien logrado por parte de Pineda es la naturalidad que le da al personaje de la hija; el acierto de Roa está en que despoja del tono de falsedad a su personaje, partiendo de un estereotipo lo lleva a ser una entidad más compleja.

La parte más afortunada está en el trabajo de Andrea Méndez y Rodrigo Magaña, ambos hacen los personajes incidentales, y es muy cuidada la construcción de cada uno; con pocos elementos pero mucha habilidad crean personajes identificables, el trabajo corporal y vocal es muy limpio. Cada uno destaca por lo que dan en escena, quizá Méndez sobresale un poco más porque sus personajes implican más variantes.

Más de 45 mil es una buena opción para ver desde distintos ángulos temas tan demoledores, pero sobre todo por el óptimo trabajo actoral que hacen Andrea Méndez y Rodrigo Magaña.

Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT



Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: