SÍGUENOS EN:



ESPASMO: Las pasiones que mueven al ser humano son las mismas de ayer



Por Roberto Sosa/ El reloj en la pared marca las 7:40, no se sabe si es noche o día. El sitio es donde se interrogan a los detenidos. Ella es disidente del régimen, esta a punto de ser sentenciada a morir, se le acusa de espionaje. El interrogatorio va en sentido personal, quien la investiga y acusa fue su pareja, en sus manos está dejarla escapar o cumplir la pena capital. Es un jueves de septiembre de 2024. Un futuro no lejano.

Espasmo, convulsión… vibración emocional, son los elementos para narrar la historia. La pareja ahora se odia, el aroma de su ex le provoca náuseas: “nunca me enamoré de ti, sólo tenía ganas de cogerte…”. Las manecillas del reloj giran hacia a atrás, ella recuerda su infancia, presencias que robaron su inocencia: “un hombre te dice que te va a regalar todas las muñecas del mundo… le tienes que dar un beso…ahí. Te deja sin muñeca, sin infancia”.

Espasmo nos habla de una pareja en un futuro próximo, en un contexto que tiene al límite a sus habitantes, el régimen lo controla todo, quien está en su contra, puede perder la vida. En esta realidad la pareja no escapa a su pasado. El amor y la pasión siguen vigentes. Coger con ella es lo que más desea; el humo del cigarrillo entre sus piernas, es la metáfora del fuego que consume a los dos.

La dramaturgia es de Viridiana Narud, con dos personajes teje un relato que atrapa al espectador; la tensión dramática la lleva en dos líneas. Vianela está a punto de morir por defender sus ideales; Riat no sabe si cumplir como oficial del régimen o dejarla escapar. El público no sabe en dónde sucede la historia, no obstante tiene la certeza que las pasiones que mueven al ser humano no cambian, son las mismas de ayer, hoy y en 2024.

Las actuaciones son de Hamlet Ramírez y Diana Sedano, no podría ser mejor elenco para una historia que tiene en la conclusión a sus protagonistas. Los dos empatan con sus personajes, igualan en rigor interpretativo, dejan todo sobre la escena; la intensidad de sus actuaciones, se equilibra con la carga emotiva del texto. Ambos realizan un trabajo espléndido.

La dirección es de Diego Álvarez Robledo -a cargo de montajes como Handel Raíz– dramaturgo y director, especialista en personajes complicados, opuestos y violentos. Entiende y traduce al lenguaje escénico un relato complejo desde la parte emotiva. Tiende un puente que une la historia, dramaturgia y las actuaciones, acceso que permite al espectador transitar de una orilla a otra; primero en ver el resultado –Diego-, ata todo en su sitio sin dejar nada suelto.

La escenografía e iluminación son de Félix Arroyo, su propuesta se enreda al relato desde una perspectiva simple, un cuarto iluminado, una silla, una salida en frente y una ventana cuyo cristal deja ver hacia dentro desde fuera. El vestuario es de Julia Reyes Retana, propio, quizá no quiso complicarse con eso de que están en un futuro próximo: ella usa un vestido que le permite lucir su escultural anatomía; él solo utiliza un traje con zapatos deportivos. La producción es de Sandra Dubszki y Eloy Hernández.

Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.






BANNER4_ALT

BANNER4_ALT





Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: