SÍGUENOS EN:


ENEMIGO DE CLASE: Un salón que es el mundo entero



Foto: Paulina García

Por Luis Santillán/ Nigel Williams escribe Enemigo de clase; en el texto plantea la situación de un puñado de alumnos que han sido marginados por su comportamiento; más que el desarrollo de una línea anecdótica lo que el autor ofrece es una situación inicial: alumnos esperando al nuevo maestro. A partir de esa situación, la espera avanza y eso le permite al autor plantear momentos de “confesión” para presentar a los personajes, a la vez que le permite construir un aparente debate sobre las condiciones sociales y cómo éstas afectan las oportunidades de desarrollo. El texto de Williams no pertenece a la corriente denominada “teatro del absurdo”, sin embargo, es perceptible cómo la influencia está en el planteamiento de distintas situaciones: la espera, la cercanía del salvador, los objetos triviales que le dan profundidad a los personajes, etc.

Sebastián Zurita es el director de la puesta en escena que se presenta en el Teatro Royal Pedregal, él plantea que la obra funciona como un espejo de la sociedad, de cierta manera tiene razón; la elección de este texto es oportuna por las características que tiene el sistema de educación pública, sin embargo, no logra que la escena sea el espejo de la sociedad mexicana. Es visible el trabajo de dirección que hace, cuida la composición, el trazo y el ritmo; es palpable hacia donde quiere llevar a los actores, pero, en la suma, la escena no logra distanciarse de una imagen anglosajona.

Hay un esfuerzo enorme por parte de Sebastián y Emiliano Zurita en la adaptación del texto para darle esos matices de sociedad mexicana, quizá apelan a una impresión directa del lenguaje que no le agrada a todo el público, y no basta. Tanto el espacio como el vestuario hacen difícil no imaginar una escuela norteamericana y eso merma la repercusión del discurso.

La incursión de Zurita en la dirección quizá no logra del todo lo que busca, pero no es desafortunada, por el contrario, logra momentos sólidos y bien sostenidos; cuando “Landa” comparte la clase de pintura la fuerza de la escena es contundente; lo que logra con el personaje de “Coma” quizás es lo que aspiraba para todos. Queda la sensación de ver los alcances que obtendrá con su siguiente incursión en la dirección.

Más allá de los aciertos o fallas, la programación que propone el Teatro Royal Pedregal es estimulante, anteriormente apostó a una obra compleja como Closer, ahora lo hace con Enemigo de clase y esa apuesta es la mejor razón para sumarse a sus esfuerzos y acudir a alguna de las funciones de esta obra.

Consulta los precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT



Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: