SÍGUENOS EN:


EL APEGO: Un protagonista con tres rostros y tres voces distintas



Foto: Roberto Sosa

Por Roberto Sosa/ El afecto y cariño por su anciano padre. En la que fue su casa, desarma todo y lo guarda en cajas. Asimismo desmonta sus recuerdos y emociones; la analogía es el vacío, la ausencia de su padre y su propia existencia. Tenía más de ochenta años y no supo escucharlo; era un anciano “normal” que no le gustaba bañarse, ni le agradaba soplarle a la vela del pastel en su cumpleaños (“papá sopla por favor, no te pido que me quieras, sopla la maldita vela”).

Le tocó cuidar de él hasta que se lo llevaron. En la casa quedaron algo más que cosas materiales, quedó su presencia, su esencia… y los recuerdos. Los gastos que ocasionaba no los cubría con su pobre pensión; su hermana no lo apoyaba: “ve a visitarlo por lo menos…”. Vestirlo y darle de comer fueron actos obligados, esconderse debajo de la mesa lo alejaba de la realidad. Hoy ya no está, hoy todo duele.

El apego es una obra entrañable que nos habla de la vejez, la relación de un hombre con su anciano padre al final de su existencia, y la forma en que el hijo lo recuerda. Es también una reflexión para quienes viven o tienen un papá con más de ochenta años. Si tienes a tu padre de esta edad, la obra te duele; si no lo sabes escuchar, la obra te lastima; si tu padre ya no está contigo, te hiere.

De Emiliano Dionisi, la obra es un monólogo con un personaje que es interpretado por tres actores, de tal forma que vemos al protagonista con tres voces y tres rostros distintos. Un texto dramático que desde la mirada del autor, se interpreta con tres personalidades diferentes, esto abre la ficción sobre el escenario, tres actores habitan al mismo personaje y se despliegan dentro del mismo espacio.

La dirección original es del mismo Emiliano Dionisi, autor argentino que visitó México en febrero de este año para estrenar El apego en el marco del Festival Internacional de Teatro Universitario. En esta temporada cuenta con la dirección de Alan Uribe Villarreal, director residente. Interesante la afinidad de ambos creadores con el texto; la obra reúne dos visiones distintas hacia un mismo punto.

El elenco lo integran Miguel Pérez Enciso, Guillermo Revilla y Alejandro Piedras. El interior y la sensibilidad del personaje se despliegan e interpreta a través de los tres actores. En uno hay fantasía, en otro realidad y el otro es quien más lo añora. Los tres son muy distintos, no parecen hermanos -un acierto- , no obstante en los tres se manifiesta el vacío del padre ausente.

La escenografía –Tenzing Ortega, también la iluminación- es interesante, pone en perspectiva la estancia con una escalera donde los peldaños conducen hacia un espacio vacío en la parte de arriba, un piso sin paredes, ni techo, el vacío lo “llena” todo; metáfora de la historia. El diseño de vestuario es de Aldo Vázquez; edición musical, de Xicoténcatl Reyes.

Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT


BANNER4_ALT


Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: