SÍGUENOS EN:


DIVINO PASTOR GÓNGORA: Un prisionero que busca escapar a través del teatro



Foto: Pili Pala

Por Roberto Sosa/ Toma la personalidad del gran poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro, Luis de Góngora y Argote. Dentro de una mazmorra el cómico Divino Pastor, se imagina libre, itinerante; empujando un carromato, recorre caminos para representar sainetes, citando autores como José Macedonio Espinoza, Calderón de la Barca, Luis Sandoval y al mismo Lope de Vega. El carcelero no lo escucha, el cómico se sumerge en sus recuerdos.

Encarcelado protesta: me juzgarán por un delito no cometido… Divino Pastor Góngora, ha sido felicitado por el Virrey; es acusado de conspiración por la Santa Inquisición. En su encierro el artista de teatro representa personajes que salen de su imaginación: Manuela San Vicente, el Alcalde Chamorro, Pitiputo y el inquisidor Diego Fernández de Ceballos forman parte del elenco en sus relatos.

Las paredes de la prisión caen al momento en que se sube a su escenario trashumante; su entelequia lo hace libre, actúa, canta, baila y le habla a su público. Imagina las caricias de una doncella: un ángel me miraba, un ángel con las alas mochas…. Divino Pastor es el cómico por antonomasia, el artista que no conoce el encierro, su arte lo libera, lo emancipa sobre un tapete polvoso o arriba del armatoste. Su público lo ovaciona.

De Jaime Chabaud, el Divino Pastor Góngora nos transporta al Siglo de Oro con un personaje sui generis, que evoca al poeta y dramaturgo Luis de Góngora y Argote. El autor escribe el texto en tono de comedia, género que toma el escenario con un actor que interpreta a otro actor; es teatro viéndose asimismo. El espectador de hoy, y es el mismo que cabe en la imaginación del artista, en otro tiempo y en otro lugar.

En la dirección de escena está un especialista del Siglo de Oro Español: Mauricio García Lozano. Su acertada labor conduce al actor dentro y fuera de la prisión, lo libera, lo guía y lo deja ser. La literatura en su etapa barroca, se traduce en la escena gracias a la labor de García Lozano y lo logra gracias a la complicidad de su intérprete: José Sefami. Un dúo perfecto.

Sefami domina el género, para él la actuación no tiene secretos, ha demostrado su versatilidad en teatro, cine y televisión. Lo que hace con esta obra, demuestra el dominio que tiene sobre el escenario; narra, actúa y baila; matiza, crea, se desdobla con otros personajes y hasta se le olvida el texto, no obstante sabe qué hacer, la improvisación es parte de la formación de un actor, y él lo es.

Divino Pastor Góngora es un monólogo, teatro que reúne el talento de gente que sabe cómo hacerlo. Texto, dirección y actuación se conjugan de forma espléndida; la escenografía es sólo el actor, su atuendo y la galera que se mueve con él, su escenario. Todo se enlaza perfectamente: vestuario, iluminación y atrezo; todo se cuidó con detalle.

Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.









BANNER4_ALT






Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:




Sigue a
Cartelera de Teatro en: