SÍGUENOS EN:


ANGELIQUE, una hermosa mulata que llegó para contar su historia



Foto: Pili Pala

Por Roberto Sosa/ Entró al escenario, las luces iluminaron su figura, tomó el micrófono y su voz llenó el espacio. Con “La vida en rosa” inicia el recital. Estamos en 1959 en un cabaret, Angélique es una intérprete que evoca a Édith Piaf, la diva francesa. Su tono es a media voz, canta con cadencia y mesura; el espectáculo está conformado con música, cabaret y teatro. El jazz es el género y su canto el medio para deleitar al espectador.

Angélique es una hermosa mulata de origen francés que entre canción y canción le habla al público de su vida y sus ancestros: mis abuelas, una fue espía y la otra esclava…. El piano la llama a cantar de nuevo, Bésame mucho…, se nos mete por la piel. Una copa de vino sirve de pausa para volver a tomar el micrófono y continúa con su repertorio francoparlante: “Non Je Ne Regrette Rien”. Es el México de la década de los cincuenta, Cantinflas es el referente en la cultura popular y es de quien Angélique está enamorada…

El espectáculo se articula con una pequeña historia que la protagonista narra entre las melodías. Philippe es el hombre que ama y la amó; evocaciones de un pasado que dejó atrás cuando el barco zarpó de Francia; en América, la lejanía le ayudó a olvidar. Mi madre murió frente al mar viendo a su hija partir hacia América, escuchando a Édith Piaf cantar “La Marsellesa”. En México encontró la calidez y la incongruencia del pueblo mexicano.

El personaje nos habla a través de la música, del mundo que le toca vivir, hurga en temas como el exilio, la familia, los hombres, la discriminación y la sociedad mexicana. La función transcurre en dos actos; comedia y música en vivo, un monólogo que se apoya en la multimedia, “con tintes de cabaret alemán” -dice el boletín de prensa. En el segundo acto, ataviada con un hermoso vestido negro, cantó entre otras “La llorona” y cerró con “Sandunga”.

Con una copa de vino, el público se deleita con el arte que Angélique despliega por el escenario. Dialoga con el contrabajo, con los asistentes… con el arte. En cada canción lo da todo, se entrega y seduce al espectador. Canciones y relatos profieren el pensamiento de un personaje que viene del pasado para recordarnos nuestro presente y hablarnos de nuestra idiosincrasia.

Muriel Ricard es la voz, la intérprete; versátil y talentosa sería la forma para describir a esta artista que nos hereda la familia Laboriel. La he visto actuar en teatro en diferentes géneros de forma espléndida, ahora toma el escenario para mostrarnos otra faceta artística: expresión y pasión para cantar temas en francés, inglés y español. Sin duda, un excelente espectáculo.

Vuelta de Tuerca Producciones presenta Angélique, autoría y dirección de Eduardo Castañeda. Música en vivo con Geo Enríquez, piano y dirección musical; Alonso López, contrabajo y David Iracheta, batería. Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT




Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: