SÍGUENOS EN:


ALGUIEN A QUIEN AFERRARNOS: Una comedia ligera con un trío sui generis



Por Roberto Sosa/ Con quien vivir y darle sentido a la vida. Hoy se vive de prisa, todo es efímero: el amor, la pareja, el sexo. Las relaciones humanas están deterioradas, los valores poco importan. El presente es un mundo donde impera la tecnología, los jóvenes de hoy se corresponden de forma virtual, en las redes sociales. Encontrar novio ya no es como antes, tener una relación, tampoco. Y el tiempo avanza más rápido, y así se debe hacer todo… en chinga.

En su “departamento” Grecia recibe la visita de su tía Elena, la sobrina es veinteañera, su tía cuarentona. Elena piensa vivir con Grecia, se acaba de separar de su marido y no tiene en donde quedarse. Le urge un novio y tener un hijo, el tiempo para ser madre se le agota. Grecia decide ayudarla y buscarle un novio por internet. Grecia rompió con Gerardo, su ex y también vecino. Elena trae a “Ramón”, una planta, su mascota.

Al depa llega otro Gerardo, un vendedor de agua en garrafón, podría ser el hombre ideal para la tía, anda en los 25 años, pero está casado. No importa, a Elena le urge quedar embarazada. Y Grecia piensa que podría ser el remplazo del otro Gerardo. Él se encuentra en medio de dos mujeres con las mismas necesidades de sexo, afecto y compañía. “Ramón” es más afortunada…sólo necesita agua.

Alguien a quien aferrarnos es una comedia ligera que nos habla de un trío sui generis con dos veinteañeros y una cuarentona que se siente joven, que viste como joven, pero no piensa como joven. El texto se articula con escenas divertidas y bien actuadas. No es una obra que explore los intrincados caminos de las mentes de los personajes; no se trata de un discurso existencialista.

La autoría y dirección son de Karla Rodríguez, joven creadora que equipara su edad con Grecia y Gerardo. Desde esta perspectiva, sabe, conoce y entiende el comportamiento de esta generación; los parlamentos son el lenguaje que utilizan los chavos de hoy y lo equilibra con un personaje que rompe con esta visión juvenil. Con Elena crea a la mujer que se acerca los cincuenta años, que enfrenta la soledad; intenta seguir lo que hacen sus compañeros, sin embargo reconoce que su edad abre una brecha generacional.

La dirección de Karla es acertada –mi opinión-, tiene ritmo, el tono de comedia lo sostiene, no se va por otro rumbo y logra un buen resultado. El pequeño espacio lo aprovecha bien; la escenografía reproduce una habitación pequeña donde los personajes se mueven, se tocan, se besan y bailan. El reducido escenario pone de cerca a los protagonistas con el espectador, el efecto es directo.

El buen resultado de la puesta en escena tiene que ver con el trabajo de los actores. El elenco lo conforman Mahalat Sánchez, Nicolasa Ortiz Monasterio y Emmanuel Lapin; los actores jóvenes se complementan con la experiencia y aptitud de Mahalat Sánchez, un reparto que reúne juventud, sapiencia y sobre todo, talento. Alguien a quien aferrarnos es una comedia que cumple con divertir al público y el éste se los reconoce.

Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT






Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: