SÍGUENOS EN:


No se elige ser un héroe, bueno depende



noseeligeGina Fierro/ Antes de ver esta obra podemos reflexionar sobre, ¿qué tan influenciados estamos por el mundo de la mercadotecnia?, ¿qué consumos son aprendidos y qué tanto satisfacemos nuestras necesidades ficticias?, y, ¿cómo ha influenciado este mundo mercantil las creencias que tenemos respecto a ciertos hábitos de consumo y el estatus que adquirimos de ellos, además de las influencias que pueden tener sobre nuestras decisiones?. ¿Qué si tocamos el tema de la Coca Cola?, las ideologías en su contra son muchas, pero también a su favor, según el sabor que se perciba de la bebida gaseosa, pero más en el fondo, según las ideas implícitas que conlleve beber este oscuro líquido. De lo anterior, Luz (Verónica Merchant/Itari Marta), Ernesto (Rodolfo Arias), Ramón (Sergio Bonilla), Cristina (Mariannela Cataño) y Mirta (Eugenia Arriola) expondrán sus posturas respecto a esta poderosa empresa, en el momento menos indicado: la muerte de su padre; cuando la Coca Cola les ofrezca una atractiva recompensa monetaria por comprar la memoria de su viejo padre fallecido, quien murió -según Coca Cola- como un héroe.

No se elige ser un héroe, bajo la dirección de Fernando Bonilla, es la historia de un posible héroe, tal vez por accidente o por convicción, según el lado del que se vea. El padre de cinco hijos, mismos que ahora se reúnen para valorar qué tan heroica fue la muerte de su padre, sus opiniones dependerán de intereses económicos, ideas de izquierda o de derecha y posiblemente de sus valores. Las decisiones de estos cinco hermanos se verán influenciadas por la jugosa oferta económica de Coca Cola de 400, 000 dólares que la empresa oferta a la familia por realizar un spot con el nombre de No se elige ser un héroe, el cual resaltaría el rescate que tuvo el difunto hombre al saltar a un acantilado por salvar a una niña a punto de ahogarse.

Para algunos de los hermanos, el padre habrá sido un héroe en el momento de su muerte, pero para otros habrá destacado por su cobardía desde que sus hijos –ahora adultos- eran pequeños. En esta historia, cada uno de los miembros de la familia representa las diferentes posturas ideológicas que se pueden tener dentro de un mismo núcleo familiar, bajo la misma educación y con los mismos padres, que resultan en sus ideas radicales, algunos sin preferencias ni posturas, otros encapsulados en el matrimonio, cuidando las apariencias, enfocados en la superficialidad y siempre con el lazo que los une el parentesco.

El padre, siendo un auténtico comunista, ha dejado sentimientos bien incrustados en la vida de sus hijos, que se ven reflejados en la inseguridad de Cristina, en el aislamiento de Mirta (media hermana), en la rebeldía de Ramón, en la intolerancia de Ernesto y en lo ambicioso de Luz.

Y como en muchas historias, la Coca Cola aporta su participación, pero como en muchas otras sin trascendencia alguna, como es el caso de esta familia. No se elige ser un héroe de David Desola, es una historia de comedia que narra lo ordinario de las historias de un grupo de individuos que son parte de una familia y que no necesariamente deben compartir el mismo aprecio hacia los demás. Consulta precios y horarios de No se elige ser un héroe, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Un comentario sobre “No se elige ser un héroe, bueno depende

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT









Sigue a
Cartelera de Teatro en: