SÍGUENOS EN:


La voz humana, desamor y la condición humana



la-voz-humana-1Por Oscar Ramírez Maldonado / Una mujer frente a un teléfono, del otro lado de la línea intuimos la voz de un segundo personaje que no escuchamos. Esta mujer frente al abismo del desamor, sola sobre el escenario, busca reconstruir con palabras un puente que se desmorona; se aferra a un vínculo que se diluye, a la imagen de la persona amada que desparece.

Karina Gidi interpreta a este personaje escrito por Jean Cocteau en 1931, lo dota de una fortaleza ausente en el texto original, permite que se filtre algo de esperanza en su alma que se agrieta. Adaptada y dirigida por Antonio Castro (Las obras completas de William Shakespeare Abreviadas, El filósofo declara, La hija de Rappaccini, Misery, entre otras), esta versión que actualmente se presenta del texto ya clásico de Cocteau resulta muy afortunada.

Cuando uno se acerca al texto original de La voz humana, de manera instintiva la lectura se torna tensa y nerviosa, permitiendo que en los silencios fluya una voz imaginaria (tal vez pausada y serena). El dramaturgo francés señala en el prólogo de la obra que quiso “escribir una pieza ilegible que, del mismo modo que su Romeo lleva por subtítulo pretexto de puesta en escena, fuese un pretexto para una actriz. Detrás de su juego, la obra se esfumaría, dando así el drama ocasión para interpretar dos papeles: uno, cuando la actriz habla y otro, cuando escucha y define el carácter del personaje”. Esto, de manera estupenda, lo hace Karina Gidi. Esta especie de doble interpretación nos muestra el eco de aquella voz ausente, de esa voz que ya no alcanza a llenar el vacío; la extraordinaria capacidad actoral de la protagonista  nos conmueve.

Con una escenografía e iluminación, como reflejo del estado anímico de la protagonista, a cargo de Ingrid Sac, La voz humana es un montaje que, según palabras de su director, habla “no sólo de las mujeres, sino de la condición humana”. Un texto que no sólo aborda la situación de “una mujer que tiene que enfrentar el desamor, es sobre un ser humano que enfrenta esta condición, yo estoy convencido que muchos hombres enfrentan exactamente la misma situación, por eso la obra se llama La voz humana”.

Las modificaciones realizadas respetan en gran medida el texto original, se trata simplemente de ajustes que acercan a esta mujer del primer tercio del siglo XX a una realidad más actual. Como en el texto original, la tecnología es un punto de inflexión, la innovación modifica y se adapta a nuestras manera de vivir nuestras relaciones. Un cambio más sensible es que la línea temporal del texto que cambia para dar a la obra de otra densidad y permitirle un mayor abanico de matices.

La voz humana, bajo la dirección de Antonio Castro y la excelente actuación de Karina Gidi, es una sólida y muy disfrutable propuesta para ir al teatro y compartir con esta mujer que sufre las formas en las que el olvido actúa sobre nuestras vidas; que lidia con el abandono y, a pesar de todo, celebra el amor.

Para más información de la obra hacer click aquí (dirección, horarios, boletos, etcétera).

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT





Sigue a
Cartelera de Teatro en: